Escucha esta nota aquí

A la par de los récords constantes y retrocesos abruptos de Bitcoin registrados en los últimos días, inversores y creyentes expertos en el futuro del dinero y las finanzas también están cosechando grandes resultados con otras criptomonedas menos conocidas.

De la mano de la Bitcoin manía, Ether vivió en los últimos meses una escalada algo más silenciosa que la de Bitcoin, pero que tiene más que satisfechos a sus entusiastas. En los últimos dos meses su valor en dólares se disparó un 162%, unos 26 puntos porcentuales más.

Mucho más lejos, pero también impresionante por su reciente movimiento alcista, aparece Polkadot, la moneda de una plataforma orientada a la creación de infraestructura para el desarrollo de transacciones más específicas.

En resumen, una apuesta por el desarrollo del mundo cripto en general más que un activo en particular. Pero si es de variaciones de la cotización de lo que se habla, entonces su salto de más del 220% en los últimos dos meses la diferenció.

Litecoin, Algorand, Cardano, Bitcoin Cash y tantas otras viven en estos meses un rally similar al que experimentan los activos financieros en general por la caída del valor del dólar resultado de la enorme inyección de liquidez que protagoniza la Reserva Federal de los EEUU.

Otras de las más usadas, como Tether o DAI, por ejemplo, no pueden mostrar grandes variaciones en sus cotizaciones de mercados, pero no es porque se hayan quedado afuera del boom: sus volúmenes operados también se dispararon, pero se trata de criptomonedas estables (stablecoins), cuyo objetivo es mantener un valor en dólares más que servir como inversión.

Los traders de criptomonedas las utilizan como forma de estar líquidos y de realizar ganancias, es decir, cuando consideran que el salto de Bitcoin y otros tokens es suficiente para sus objetivos de inversión y más vale salirse del mercado antes que sufrir una baja, salen de las monedas más volátiles y pasan a otras estables.



Comentarios