Escucha esta nota aquí

Cynthia Aramayo, gerente general de Ferroviaria Andina SA, ve en el tramo Arica-La Paz, una posibilidad para mejorar el comercio exterior del país. Considera que, cuanto más opciones de transporte tengan los industriales serán más competitivos. Rechaza las críticas del transporte pesado de La Paz que usa un discurso antichileno y prevé menores volúmenes de carga y una caída en sus ingresos.

 _Tras 16 años de no prestar servicio se vuelve a reactivar el tramo Arica-La Paz. ¿Qué potencial tiene el ramal?
Más que de potencialidad hablaría de la capacidad real que tiene este tramo ferroviario. En las condiciones actuales, tiene una capacidad de transporte entre 350.000 y 400.000 toneladas al año, no más. Transportar más carga puede dañar las vías. Entre ambos sectores se necesitan unos 200 vagones.

_¿Por qué reactivar la vía férrea Arica-La Paz?
Es a partir de un pedido de los exportadores, de poder contar con otra alternativa de transporte que pueda responder a sus necesidades y mejore sus costos de producción para ser más competitivos. Al final, el cliente tendrá dos o tres alternativas de logística de transporte y elegirá el que más le convenga. Queremos apostar por el occidente que está olvidado. Ya no se puede seguir así y es hora de cambiar nuestra visión y potenciar la industria y los negocios en esta parte del país.

_Si bien solo transportan productos de exportación ¿Ferroviaria Andina puede ofrecer sus servicios a los turistas?
Es una alternativa, pero no se ha pensado en un tren para turistas. Estamos en una etapa de pruebas técnicas con carga real, para conocer la factibilidad de las operaciones y los costos que demanda la misma. Tengan en cuenta que no operamos hace más de 15 años, pero cuando lo hacíamos el trabajo era dividido en dos. Los chilenos operaban hasta la frontera y nosotros igual. En la actualidad así operamos en Antofagasta.

_El transporte de carga de La Paz rechaza esta reactivación ferroviaria ¿Qué opina al respecto?
Los transportistas se están adelantando a los hechos. Estamos en una etapa de prueba técnica. Luego tenemos que ver cuáles van a ser las condiciones de operación en el sector chileno. Si ese sector se licita en unas condiciones adecuadas con algún subsidio del Gobierno chileno, probablemente nos va a interesar.

Además, para operar en el tramo chileno debemos realizar inversiones, porque no contamos con la cantidad suficiente de vagones y para invertir debo tener contratos garantizados.

_El temor de los transportistas es quedar sin trabajo...

Comprendo ese temor, pero están pensando en hoy, en esta coyuntura en la que la pandemia ha golpeado a todos. Hay poca carga, eso es cierto, pero eso no va a durar para siempre. El país, el mundo se va a recuperar junto con los volúmenes de carga. Arica tenía más de un millón de toneladas para transportar que no podían realizar solo los camiones.

La preocupación del transporte pesado es inmediata, pero esta prueba técnica y sus resultados no serán inmediatos.

_¿Ferroviaria Andina sigue siendo una firma boliviana?
Es boliviana. Los 350 trabajadores son bolivianos al igual que los 160 empleados indirectos. La empresa es boliviana y no se quitará el trabajo a los bolivianos. Es más, nosotros también damos trabajo, buscamos ingenieros, ingenieras, soldadores, electricistas y mecánicos. Somos del país que mes a mes llevamos el salario a nuestros hogares.

_¿Por qué Ferroviaria Andina no opera todo el tramo?
Como lo dije antes, siempre operamos hasta la frontera con Chile, lo mismo pasa con el ramal de Antofagasta. Ahora también en algunas oportunidades nuestras locomotoras y vagones, con carga boliviana llegaron hasta el puerto de Mejillones, esto se da porque logramos distintos acuerdos con los chilenos, un aspecto que es normal entre las compañías ferroviarias.

_¿Qué tipo de inversiones han realizado?
Desde 2016 hasta 2020 logramos invertir $us 43 millones. La mayor inversión la realizamos en 2018 cuando compramos tres locomotoras de última generación diseñadas para operar en el sector del Altiplano, con la capacidad de funcionar en el nivel del mar o a 5.000 metros sobre el nivel del mar. También invertimos en vías, infraestructura, en equipos de comunicación y en la capacitación de nuestro personal. Le debo hacer notar que cada año mínimamente invertimos hasta $us 4 millones en el cuidado o cambio de las vías.

_¿Qué otros proyectos tienen?
Algo que estamos buscando es ser el socio estratégico del Estado en los grandes proyectos. También queremos incursionar en la parte sur del país, precisamente en Villazón y además, ver cómo se puede aprovechar el flujo de carga hacia el puerto de Ilo (Perú).


Comentarios