Escucha esta nota aquí

La boliviana Daniela Prudencio es fundadora de Mamoot Comunicación Boutique, una empresa que ofrece los servicios de branding, publicidad, diseño y marketing online y offline con alta experiencia en el sector inmobiliario, en Querétaro (México). Conversó con Dinero de los desafíos, y de cómo logró consolidar su compañía. Desde que se fundó su empresa ha trabajado con más de un centenar de clientes en EEUU, México y recién empezó en Bolivia gracias a su alianza con la firma Big Brands.

 _¿Cómo nace Mamoot Comunicación Boutique?

Estuve nueve años trabajando en México y luego me fui un año a Miami (EEUU) a hacer una especialización en Publicidad para desarrollos inmobiliarios. Llegué a Querétaro y los clientes que conocí gracias a DRT me empezaron a buscar. Sólo avisé a ciertas personas estratégicas y me empezaron a buscar, me dijeron vení a trabajar con nosotros y tenía como tres clientes, ninguno me pagaba lo que yo pedía y no quería volver a trabajar para alguien, entonces les dije que los empezaría a asesorar.

Asesoré a unos y a otros y así me fueron recomendando y comencé a crecer. Entonces, primero tuve los clientes antes que el emprendimiento. La empresa Mamoot nace porque empecé a dar servicio a estos clientes y porque Querétaro empezó a crecer en el sector inmobiliario.

_¿Existe alguna fórmula para saber cuál es el proyecto ideal?

Se fue dando. Como tenía conocimiento en esos nueve años que trabajé en DRT, ese conocimiento lo fui aplicando y todo lo que aprendí trabajando con un empresario ícono de México me sirvió.

Todo mundo quería saber cómo trabajaba él. Lo que siempre les digo a mis clientes es “así se hace una torta, si mañana me dices no tengo presupuesto o no quiero o no le puedo poner ni huevo ni leche, yo les digo ok, pero no va a salir la torta que le estoy mostrando. Yo ya sé el camino porque esta receta la he sacado del tiempo que gané en esa empresa súper exitosa y yo te voy a ayudar a hacer el mejor pastel de la ciudad, pero tú tienes que seguir mi camino o la receta”.

Les digo que todo requiere un tiempo y un proceso, y se puede ver en los clientes que sí me hacen caso; que son la mayoría que sigue conmigo, que tienen buenos resultados.

_¿Fue difícil conseguir capital inversor para su proyecto?

Sí. Si no tienes ahorros es difícil, pero la gente cree erróneamente que debe empezar con una empresa montada con recepcionista, sala de juntas, etc., y no, yo empecé sola con un diseñador, con una oficina pequeña. La gente piensa que se requiere mucho capital para empezar, cuando la mejor inversión para empezar un proyecto es el conocimiento.

_¿Cuál es el mayor reto de realizar branding para el sector inmobiliario?

Encontrarse con empresas que venden lo mismo; por ejemplo, venden casas con tres dormitorios, cocina, comedor y jardín, ¿cómo los vendes?, pues tiene que verse diferente, llamarse diferente, a veces siendo del mismo dueño. Para esto es importante contar con un buen equipo que permita presentar cosas diferentes a los clientes.

_¿Qué ha aprendido con Mamoot que le pueda servir para futuros proyectos?

Lo que más he aprendido siendo empleada y teniendo empleados es cuidar a tu equipo. La comunicación; sobretodo si vas a tener una alianza, confianza en el socio y el compromiso de las dos partes.

_¿Cómo funciona la alianza entre Mamoot y Big Brands?

Mamoot y Big Brands buscan complementarse para brindar un mejor servicio a sus clientes. Mamoot opera desde México, pero aterriza en Big Brands (Bolivia), esta firma atiende a los clientes para que se haga realidad lo que el cliente necesita. Entre nuestros primeros trabajos están el logo de la Fundación Iguales y el diseño del libro de Gabriela Oviedo.

Comentarios