Edición Impresa

Debilidad de las clases a distancia

Bismar Villarroel 10/2/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

En la primera semana, se nota la debilidad en las clases con la modalidad a distancia y se comprueba que la enseñanza presencial nunca podrá ser remplazada.

Se puede evidenciar que, debido a la pandemia, la mayoría de las unidades educativas del país y de Santa Cruz empezaron las clases con la modalidad a distancia. Para este trabajo se debe contar con el apoyo de recursos materiales escritos (cartillas y textos), medios o recursos tecnológicos (celulares) y medios de comunicación (radios y canales televisivos).

Faltando un día para finalizar la primera semana de clases, se notan las dificultades de los maestros, padres de familia y estudiantes, para llevar adelante el trabajo con la modalidad a distancia por lo siguiente:

Las cartillas y textos fueron enviados en digital desde el Ministerio y se tienen que imprimir para cada estudiante, por lo que la mayoría de los profesores están iniciando el proceso de diagnóstico con el apoyo de los recursos tecnológicos (celulares) y es ahí donde se nota el drama de las familias que no cuentan con el dispositivo, con la señal de internet o con recursos para comprar megas.

Ahora el problema se traslada a las casas, donde las familias que tienen varios hijos y son de bajos recursos económicos, solo cuentan con un solo celular, también hay padres y madres que trabajan en la mañana y tienen hijos pequeños a los cuales se los tiene que acompañar y supervisar en las clases virtuales y muchos inconvenientes que se presentan en el trabajo a distancia.

Cuando se entreguen las cartillas, los padres o estudiantes tendrán que ir a recoger de la unidad educativa y en una o dos semanas, llevar nuevamente para entregar a los maestros y recoger nuevas cartillas para trabajar en casa. Creo que de esa manera la preocupación y los problemas para los padres serán mucho menos, porque podrán trabajar con las cartillas y los textos (pero siempre les hará falta el celular para hacer algunas consultas al profesor o resolver las dudas que se les presenten).

Lo cierto es que ninguna otra forma de enseñanza podrá remplazar a la modalidad presencial, pero también es muy cierto; que todos debemos hacer un esfuerzo para que todos las niñas, niños, adolescentes y jóvenes reciban una buena educación. El objetivo es que busquemos siempre mejorar esta situación y elevar el nivel educativo de nuestros estudiantes, para eso es necesario cumplir con las leyes que rigen al sistema educativo, a fin de evitar que nuestra niñez y juventud viva en la pobreza y más bien, formemos recursos humanos preparados para el vivir bien.



Comentarios