El Deber logo
27 de marzo de 2022, 4:00 AM
27 de marzo de 2022, 4:00 AM


Por Annelissie Arrázola Mendívil

Cuando pensamos la Santa Cruz contemporánea desde el emprendimiento, la entendemos como una construcción social que, sin duda alguna, impacta en la consolidación de una ciudad mejor, de más oportunidades, de crecimiento de la comunidad y del espacio geográfico. Desde lo local construimos el país, con una mirada de mundo.

No existen empresas exitosas en ciudades fracasadas, decía el fundador de Avina, también se puede decir lo mismo de otra manera, no existen ciudades exitosas si no ayudamos a que los emprendimientos y las empresas no fracasen. Para ello, hay que tener una mirada no solo de rentabilidad sino incluir también la mirada de impacto social y ambiental.

Según el reporte de Fundapro en su Mapeo del ecosistema de tecnología digital en Bolivia en 2021, el 54,10% de los startups (emprendimientos de base tecnológica) se encuentran en Santa Cruz. Por otro lado, el reporte de Fundempresa de la base empresarial BEV al 21 de diciembre indica que aquí están establecidas 103.603 empresas. ¿Por qué? Yo repito lo que he escuchado: “Es más sencillo hacer las cosas aquí, hay trabajo para todos, hay solidaridad”. ¿Qué han escuchado ustedes? ¿Por qué es más fácil en Santa Cruz?

La región ha logrado promover iniciativas basadas en innovación, mirando al mundo, aprendiendo humildemente de otros, paso a paso, construyendo de a poco porque no queda duda que los recursos propios en Santa Cruz se reinvierten en Santa Cruz, la gente arriesga lo que tiene. Aquí no están instalados los fondos internacionales, embajadas, instituciones, aquí se mueve el dinero que los mismos cruceños generamos, aquí el empleo desde el sector público no es amplio y, como en toda Bolivia, está reducido a círculos de poder político y no a méritos o capacidad, pero no lo digo de manera victimista, más bien como algo positivo, ya que esta realidad estimula a que las oportunidades las generamos nosotros. La pregunta es ¿cómo generar más y mejores oportunidades?

Nuestra ciudad, al estar construida y sustentada por la iniciativa personal y/o privada, se controla y crece de diferente manera, hay más sentido de pertenencia, de esto es mío y lo cuido porque me costó. Si bien la lógica es que el desarrollo de la comunidad es tratada desde lo público sabemos que la innovación y transparencia no es usualmente una característica del sector público. Además, pensar a la ciudad solo desde lo público retrasa su crecimiento versus la agilidad de la acción privada, que tiene la posibilidad de ser más arriesgada y se puede permitir testear, mejorar, costear cambios en su entorno.

La empresa en Santa Cruz -por tradición- ha tenido como características la asociatividad y solidaridad, que se ve reflejada en el modelo cooperativo, pero también en otros modelos de negocio de triple impacto, es más bien una característica de la comunidad cruceña.

Ahora bien, el crecimiento poblacional y migratorio ha sido tal que es importante entender Santa Cruz desde nuevas dimensiones sociales en este proceso, tratando de fortalecer estas dos virtudes –asociatividad y solidaridad- que son la esencia del cruceño, entendido por el que nace y vive aquí.

Santa Cruz se está construyendo intuitivamente desde esta actitud innata emprendedora con las virtudes cruceñas de la asociatividad y solidaridad, resolviendo sus problemas desde lo local, construyendo un ecosistema democrático local inclusivo, honesto y transparente. En este sentido, veo que es importante promover el apoyo desde la comunidad y la institucionalidad cruceña para que estos emprendedores sigan aumentando sus acciones.

Lo importante es que Santa Cruz tiene esa actitud emprendedora, que es lo más difícil de instaurar en una sociedad; ahora bien, debemos promover que esta actitud proyecte estas ideas, soluciones, cambios desde una mirada de triple impacto y que nazca desde lo local, pero proyectada al mundo.

Mi conclusión es que debemos enfocarnos en promover a los emprendedores, a sus emprendimientos con esta mirada de triple impacto –rentabilidad, impacto social y ambiental- fortaleciendo la esencia cruceña de asociatividad y solidaridad, partiendo desde lo local, pero sin perder de vista que podemos impactar globalmente.

¿Se animan?


Internacionalista, Glocalcitizen


Tags