Escucha esta nota aquí

La gobernación de Sao Paulo confirmó ayer dos casos positivos de la nueva variante de coronavirus ómicron, los primeros en Brasil y en América Latina, en viajeros que llegaron desde Sudáfrica antes de que ese país anunciara el hallazgo de esa cepa en su territorio y ha causado alarma en la región.

La secretaría de Salud paulista “confirmó ayer los dos primeros casos importados de la nueva variante ómicron del nuevo coronavirus en Brasil”, detalló esa oficina.

Antes del anuncio del gobierno estatal, el regulador sanitario de Brasil, Anvisa, había informado sobre los dos casos como positivos “preliminares”.

La confirmación fue hecha luego de la secuenciación genética en el laboratorio del Hospital Israelita Albert Einstein, con calidad ya avalada y comprobada por el Instituto Adolfo Lutz.

Más casos en análisis

Las autoridades sanitarias del estado más poblado de Brasil, con más de 46 millones de habitantes, informaron además que se encuentra bajo análisis un caso sospechoso reportado el domingo, de un pasajero proveniente de Etiopía que visitó Sudáfrica.

También están en estudio otros posibles contagios con la variante ómicron: uno en Belo Horizonte, en Minas Gerais, y uno más en la capital, Brasilia.

Brasil cerró sus fronteras aéreas desde este lunes a seis países de África (Sudáfrica, Botsuana, Esuatini, Lesoto, Namibia y Zimbabue) para evitar la propagación de la nueva variante de coronavirus.

Anvisa recomendó al gobierno prohibir el ingreso de extranjeros provenientes de Angola, Malaui, Mozambique y Zambia. Pero el gobierno de Jair Bolsonaro no ha informado nuevas medidas.

En Sao Paulo, la presencia de la nueva variante de coronavirus puso en duda la flexibilización del uso de máscaras en espacios abiertos, en la que ya avanzó, por ejemplo, Rio de Janeiro.

Brasil acumula más de 614.000 muertos desde el inicio de la pandemia, el segundo país con más fallecidos en números absolutos después de Estados Unidos. Más del 60% de una población total de 213 millones está completamente inmunizada.

Inútil prohibir los viajes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el martes que las prohibiciones de viajar impuestas por los países “no impedirán” la propagación de la nueva variante del coronavirus.

“Las prohibiciones generales de viajar no impedirán la propagación internacional” de esta mutación, estimó la OMS en un documento técnico.

En un documento posterior, la entidad indicó que a las personas que no tienen vacunación completa y tienen riesgo de desarrollar una forma grave de covid-19 o de morir “se les aconseja aplazar sus viajes a las zonas de transmisión local”.

Ante los temores surgidos por la nueva cepa, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió “calma” e instó a los Estados miembros a una respuesta “racional” y “proporcional”.

El responsable de la institución expresó su inquietud por el hecho de que varios países “implanten medidas generales y brutales que ni están fundadas en pruebas ni son eficaces de por sí, y que no harán más que agravar las desigualdades”.

Desde que Sudáfrica señaló la aparición de esta variante, muchos países cerraron sus fronteras a las personas procedentes de la África austral, suscitando la indignación en la región.

Estas medidas “pueden tener un impacto negativo en los esfuerzos sanitarios mundiales durante una pandemia al desanimar a los países a informar y compartir los datos epidemiológicos y de secuenciación”, advirtió la OMS.

Comentarios