Escucha esta nota aquí

El exdirector de Migración Marcel Rivas, acusado de uso indebido de influencias e incumplimiento de deberes, fue enviado a la cárcel por un juez paceño. Lo vinculan con la salida del país de los exministros de Gobierno, Arturo Murillo, y de Defensa, Fernando López.

La exautoridad asegura que renunció antes de que los dos exministros se fueran de Bolivia, pero eso no impidió que el tribunal disponga su reclusión por cuatro meses en el penal de San Pedro.

Mientras tanto, en Santa Cruz fueron detenidos tres funcionarios de Migración, que trabajan en las oficinas de Puerto Quijarro y Puerto Suárez, en el marco del mismo caso.

El jefe de la Felcc de Santa Cruz, Ángel Morales, dijo que los funcionarios fueron aprehendidos dando cumplimiento a mandamientos emitidos por el juez Anticorrupción de La Paz, que tiene el control jurisdiccional del caso.