Escucha esta nota aquí

Freddy Mamani juró como presidente de la Cámara de Diputados tras una bochornosa sesión en la que se configuró la directiva con la mayoría de los votos del MAS, incluidos los espacios que corresponden a la oposición.

De hecho, las bancadas de oposición, Comunidad Ciudadana (CC) y Creemos, perdieron espacios en la directiva de la Cámara de Diputados por efecto de la votación mayoritaria del MAS en favor de los disidentes.

Los opositores denunciaron “un golpe legislativo” y muchos de ellos optaron por romper su boleta de sufragio frente a la testera principal de la Cámara de Diputados. En la sesión se produjeron grescas, insultos y hubo mucha tensión.

La votación se realizó en el antiguo hemiciclo de la Cámara de Diputados a donde el MAS llevó la sesión en medio de empujones y denuncias de agresiones formuladas especialmente por legisladoras de la oposición.

De acuerdo con el reglamento de la Cámara de Diputados, los principales espacios de la directiva, entre ellos la presidencia del ente legislativo, están reservados para la primera mayoría, en este caso el gobernante MAS. Pero, la oposición tiene derecho a la segunda secretaría (CC), la tercera secretaría (CC) y la cuarta secretaría (Creemos) de la Cámara, cargos que ahora estarán en manos de disidentes. De este modo, Sandra Paz, quien se autopostuló, fue desconocida por Creemos que propuso a Óscar Charles. No obstante, Paz fue elegida como cuarta secretaria con el apoyo de otros legisladores disidentes de Creemos: José Luis Durán, Tito Caero Vargas y Runy Elvio Callaú y de los diputados del MAS.

Por su lado, CC propuso para la segunda Vicepresidencia y la tercera Secretaría a Enrique Urquidi y Wálter Villagra, pero con el voto mayoritario del oficialismo se designó a Edwin Rosas en lugar de Urquidi, pero se validó a Villagra.

Para evitar esta votación, dominada por la mayoría del MAS, algunos de los legisladores de Creemos y CC optaron por romper sus votos antes de que sean ingresados en las ánforas del hemiciclo, mientras que los oficialistas custodiaron el ánfora.

La diputada María René Alvarez (Creemos) denunció agresiones por los legisladores del MAS, pues le cerraron el paso cuando ella llegó a la testera para expresar su decisión en señal de protesta.

Antes del inicio de la votación, CC expulsó a los diputados Edwin Rosas y Keyla Ortiz, que postularon a la directiva de la Cámara de Diputados en una lista que fue aceptada por el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani. Pero esta decisión no frenó la votación que promovió Mamani, quien espera que esa expulsión sea tramitada ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El diputado Jorge Komadina (CC) acusó a Mamani de “vulnerar” el espíritu del reglamento que refleja la votación del ciudadano en su representación ante la Asamblea Legislativa. La diputada Luciana Campero (CC) explicó que ambos asambleístas son los únicos que firmaron su postulación y cuestionó que Mamani acepte bancadas unipersonales.

Al final, Creemos quedó sin representantes en la directiva y CC con uno de los dos escaños.

Comentarios