Escucha esta nota aquí

Chile conmemoró ayer, en medio de disturbios, el segundo aniversario de la histórica marcha de más de un millón de personas en Santiago durante la revuelta de 2019 y un año del plebiscito en el que más de un 78% de los votantes apoyó cambiar la Constitución heredada de la dictadura.

Decenas de manifestantes incendiaron barricadas en la Alameda, la principal arteria de la capital Santiago, y realizaron saqueos en el comercio, antes de ser dispersados a calles aledañas por la Policía, que apagó las obstáculos con carros lanza agua.

Los manifestantes golpearon cacerolas y tocaron cornetas para conmemorar las dos demostraciones de fuerza ciudadana que consiguieron iniciar cambios profundos en una sociedad que se levantó contra la desigualdad./AFP

Comentarios