Escucha esta nota aquí

Rusia está reactivando las peligrosas tensiones de la Guerra Fría al desplegar miles de soldados en la frontera con Ucrania, advirtió Estados Unidos el jueves en Berlín, y amenazó a Moscú con nuevas represalias en caso de incursión.

Cualquier violación por Rusia de la soberanía territorial de Ucrania “nos devolvería a una época peligrosa e inestable, cuando este continente estaba dividido en dos (...) con la amenaza de una guerra total planeando sobre nuestras cabezas”, dijo el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, desde Berlín, ciudad que estuvo dividida en dos por un muro durante casi 30 años.

Blinken mantuvo ayer en la capital alemana conversaciones con sus aliados europeos, en víspera de una crucial reunión en Ginebra con los rusos.

Rusia ha desplegado decenas de miles de soldados frente a la frontera ucraniana, haciendo temer una invasión. Moscú niega cualquier intención de atacar, pero exige que una desescalada pasa por garantías para su seguridad.

“Yalta 2”

Enfrente, Blinken y los aliados de EEUU han optado por la firmeza.

“Cualquier” violación de la frontera ucraniana por Rusia provocaría una reacción “rápida y severa” de EEUU, advirtió Blinken.

Su homólogo francés Jean-Yves Le Drian, presente en Berlín, advirtió a los rusos contra el deseo de forjar un “Yalta 2”, una nueva repartición de las esferas de influencia entre el Este y el Oeste, 77 años después de la conferencia que diseñó la Europa de la posguerra.

Comentarios