Escucha esta nota aquí

Lo que inició en 2017 con la actualización de su misión: “Liderar la transferencia e innovación tecnológica para el bienestar animal, desarrollando redes de negocios rentables y sostenibles con nuestros aliados”, en la actualidad ha convertido a Unión Agronegocios en una de las firmas cruceñas referentes en lo que a transformación digital se refiere.

La firma especialista en agronegocios forma parte del 29% que se adaptó al cambio para llevar adelante la transformación digital, porque todavía hay un 71% que encuentra trabas por la cultura de resistencia al cambio, según el estudio: ‘Transformación digital en empresas cruceñas’, realizado por los docentes de la UPSA, Roberto Pérez y Antonio de la Vía.

Para el análisis consultaron a 199 empresas de Santa Cruz de todos los sectores, edades y tamaños en noviembre de 2020. Los resultados dan cuenta de que al momento de llevar adelante la transformación digital se perciben las barreras internas (cultura, financiación y personal capacitado) vs las externas, que son factores críticos para el éxito de las iniciativas de transformación digital (a escala mundial, apenas un 5% de las iniciativas de transformación digital, han logrado sus expectativas).

La investigación reveló que el área donde las firmas buscan impacto con las tecnologías aplicadas, son el marketing y ventas, seguida de productos-servicios. “Compras y cadena logística aparecen en último lugar de prioridades, muy similar a otros estudios consultados, puesto que es el comportamiento lógico que manejan las empresas sobre el nivel de inversión e impacto directo de los resultados a corto plazo”, dijo Pérez.

Al correlacionar las áreas donde las empresas han efectuado esfuerzos para la transformación digital, se constató que se han priorizado iniciativas dirigidas a mejorar procesos internos de la organización, indicó de la Vía.

Consultado sobre la resistencia al cambio en las compañías, Jean Pierre Antelo, presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, dijo que cultura resistente al cambio es la principal barrera para implementar la transformación digital (el 71% de firmas encuestadas así lo considera), de acuerdo con el estudio ‘Transformación digital en empresas cruceñas’, realizado por los docentes universitarios Roberto Pérez y Antonio de la Vía.

Ante estos resultados, Jean Pierre Antelo, explicó que la resistencia al cambio sucede cuando el cambio viene impuesto.

Los colaboradores deben entender el por qué se está realizando un cambio en una organización y deben estar alineados con la misión de dicho cambio.

“Por ejemplo, uno de los efectos inmediatos de la transformación digital es la automatización de las tareas repetitivas, lo que deja tiempo para otros trabajos que aportan más valor como innovar, optimizar o crear. Cuando los colaboradores comprenden que el cambio les permitirá crecer y desarrollarse como profesionales, la resistencia al cambio es reemplazada por compromiso”, manifestó Antelo.

Por su parte, Julio Silva, gerente de Cooperación, Sostenibilidad e Innovación de Cainco, considera que la necesidad de encontrar soluciones a los desafíos presentados por la pandemia del Covid-19, en particular por las restricciones en el tránsito y el funcionamiento de muchos negocios el año pasado, obligó a las empresas a priorizar las herramientas de venta digital.

La crisis sanitaria aceleró los procesos de venta en redes sociales, utilizando canales de comercio electrónico, el uso de empresas y aplicaciones de delivery e incluso los métodos de pago, explicó Silva, a tiempo de señalar que todos estos son elementos importantes; sin embargo, no son suficientes para que una empresa realmente encare un proceso de transformación digital.

En tanto, Javier Román, cofundador de tuGerente, indica que el enfoque en marketing es muy importante, especialmente después de que el funcionamiento interno esté organizado. Román sostiene que la priorización en la transformación digital está enfocada en la mejora de procesos de venta y procesos internos.

Nivel de preparación

Al analizar la percepción con respecto a la preparación para asimilar el cambio generado por las nuevas tecnologías digitales, un 46% señaló estar preparado. Nada o mal preparados contabilizaron un 35%. El restante 19% dijo estar algo preparado.

Ante estos resultados, Antelo considera que todo negocio que funciona en el 2021 está preparado para asumir una transformación digital, después de una pandemia que forzó a todos, hasta a los más reacios, a digitalizarse y trabajar en plataformas de conectividad como Zoom.

Entretanto, Silva señala que la transformación digital requiere de un cambio de mentalidad al momento de hacer las cosas. “Existe una urgente necesidad de adoptar nuevas tecnologías que ayuden a las empresas a ser más eficientes, que lleguen a más clientes, que manejen mejor su relación con éstos, que disminuyan procesos, firmas, uso de papel, etc. 

Sin embargo, no existe el nivel de conocimiento para realizar un cambio en las operaciones ni en lo que demanda realizar una verdadera transformación apoyada por la tecnología”, dijo.

Las áreas prioritarias

El estudio muestra que el 83% de las empresas concentra sus esfuerzos de transformación digital en marketing y ventas.

Así, volviendo a Unión Agronegocios, la compañía ya había dado inicio en 2010 a su ERP (Enterprise Resources Planning), implementando una solución de la empresa Totvs, ydespués de algunos años y desarrollos logró tener facturación y cobranzas en línea desde el campo, lo que facilita los procesos de venta que llevan adelante. Así lo destacó Jorge Chávez, gerente general de la organización al contar su experiencia digital.


Comentarios