Escucha esta nota aquí

A las 10:00 de ayer, en la pieza 338 de la clínica Foianini, el alcalde cruceño Percy Fernández descansaba mientras esperaba la visita de su médico, el traumatólogo Juan Carlos Suárez. La habitación, una suite ubicada en el tercer piso de la nueva infraestructura del centro médico, se encontraba alejada del resto. Allí solo ingresaba personal médico. En la sala se encontraban algunos familiares del burgomaestre. Ningún empleado del municipio estaba en el lugar.

“Ha despertado un poco aburridito. Ya es mayor. No creo que hoy le den el alta médica”, dijo un funcionario de la clínica que se encontraba trabajando en el piso donde Fernández estaba internado.

Entre médicos

Alrededor de las 10:30, un médico acompañado de sus internos ingresó a la suite. Alrededor de 10 minutos duró la visita. Media hora más tarde el traumatólogo visitó al alcalde, al que pidió que se levante y camine. 

La puerta de la habitación se cerró y no se supo si Fernández cumplió la orden del especialista que realizó la “cirugía menor” de una fisura en la cadera y en la clavícula derecha que llevó al alcalde a internarse el sábado 22, horas antes de que se inicie el corso carnavalero. Suárez estuvo casi 20 minutos evaluando al paciente.

El informe oficial

A las 15:30, y ante la insistencia de los medios de prensa, funcionarios de la dirección de Comunicación de la Alcaldía enviaron un video en el que el secretario de Gestión y Coordinación, Jorge Landívar, informaba a la población que el alcalde cruceño fue dado de alta a las 11:00, que había pedido permiso a la municipalidad para descansar el fin de semana y que la máxima autoridad municipal estaría regresando a trabajar a su despacho este lunes o martes.

Fernández no salió a esa hora de la clínica. EL DEBER volvió hasta la pieza donde se encontraba el alcalde, efectivamente ya estaba vacía, pero la información fue que Fernández salió de allí, en una ambulancia privada, cerca de las 14:00. “Estaba de mejor ánimo, no sabemos si caminó”, indicaron desde el centro hospitalario.

Se solicitó imágenes de la salida del alcalde, pero el municipio no respondió ante el pedido.

El alcalde cruceño, que lleva casi 15 años en el cargo, tendrá este fin de semana para recuperar las fuerzas, caso contrario, se sabe que los concejales opositores pedirán que se considere la elección de un alcalde interino, mientras el titular se recupera de sus dolencias.

Hay hermetismo

Desde el ingreso hasta la salida de Fernández de la clínica, fue misión imposible conseguir información acerca de su salud.

Se sabe que dentro del centro médico había la orden de no pasar ningún dato, incluso, durante su estadía, pocos funcionarios municipales tuvieron acceso a la habitación del alcalde.

Ante esta situación, el concejal opositor Johnny Fernández (UCS) solicitó un informe médico real, pero no obtuvo respuesta.

Para la autoridad legislativa, el Concejo debe definir si se pondrá un alcalde interino, dada la situación de salud de Fernández, pero Landívar indicó que no será así, ya que el burgomaestre no pidió licencia al ejecutivo y tampoco tiene baja médica, porque “no existe ningún impedimento”.