Opinión

El ánimo de los bolivianos

21 de diciembre de 2019, 3:00 AM
21 de diciembre de 2019, 3:00 AM

En una entrevista concedida a CNN, el ex líder cívico Luis Fernando Camacho le dijo a Fernando del Rincón: “Bien sabe usted que las encuestas están manipuladas”. No debe extrañarnos esta opinión. Los políticos o aspirantes a políticos casi siempre opinan de este modo cuando algún sondeo de opinión no le trae buenas noticias. A pesar de esto, es seguro que el aspirante a candidato presidencial no deja de revisar, con el mayor interés, cualquier encuesta que llega a sus manos.

En este momento está a punto de concluir la primera fase de un nuevo proceso electoral con la designación de los nuevos integrantes del Tribunal Supremo Electoral y de los tribunales departamentales. Después vendrá la convocatoria a elecciones y el cronograma electoral. En ese instante sabremos en qué fecha se abrirá la campaña electoral. Por este motivo, parece prematuro investigar, con algún grado de certeza, cuál es la intención de voto de los ciudadanos. A pesar, de esto la organización Mercados y Muestras ha elaborado un primer sondeo sobre este aspecto en cuanto a candidatos a la presidencia y vicepresidencia del país. La pregunta hecha a los encuestados se ha basado, por supuesto, en hipotéticos o probables candidatos y no en candidatos ya inscritos como tales. Asimismo, en un vacío sobre posibles programas de gobierno y otras variables que condicionan la intención de voto.

Más interesante puede ser otra serie de resultados de este sondeo en los nueve departamentos y con una muestra de 800 encuestados. Así, por ejemplo, pueden ser útiles los resultados que se refieren a lo que piensan los ciudadanos sobre los acontecimientos posteriores al último proceso electoral, al cambio de gobierno y al inmediato futuro.

En cuanto al último proceso electoral es bueno saber que el 70% de los encuestados supone que “hubo un gran fraude”, frente a solo el 23% que piensa que “hubo errores pero no fraude”. No menos significativo es que el 70% piense que lo que condujo a los cambios posteriores al 20 de octubre, fue una “revuelta social por el fraude” y que solo el 25% piense que fue por un “golpe de estado”.

En cuanto a saber cómo se percibe la situación en este momento, es útil conocer que el 32% siente que el país va por el “camino malo”, mientras que el 30% percibe que va por el “camino bueno”. Asimismo el 39% piensa que la “situación de Bolivia desde que Evo se fue” ha empeorado, mientras que 28% piensa que ha mejorado y el mismo porcentaje que está igual.

Por lo que toca a visiones y percepciones sobre la situación y el futuro inmediato de la economía, la población se muestra ni pesimista ni optimista. A la pregunta sobre “cómo está la situación actual de su familia”, el 51% responde que “ni buena ni mala”, el 37% “buena/muy buena” y el 12% “mala/muy mala”. A la pregunta sobre cómo estará la situación económica del país en 2020, “después de las elecciones”, el 29% piensa que “igual, ni bien ni mal”, el 23% “mejor” y el 18% “peor”.

Como se ve, este es, más o menos, en algunos aspectos, el clima social en el que discurrirá el recién iniciado proceso electoral. Por ello, es bueno que los dirigentes ni menosprecien ni descalifiquen los sondeos de opinión.



Tags