Escucha esta nota aquí

Los ciudadanos digitales le muestran el camino a los opositores al MAS. Luego de la encuesta de CiesMori para tres casas televisivas, los postulantes a la Presidencia reaccionaron en sus perfiles en Twitter y Facebook y se toparon con el apoyo, recriminaciones y pedidos de unidad de sus seguidores. El temor es que la candidatura de Luis Arce Catacora siga creciendo y vuelva el MAS al Gobierno.

La primera en reaccionar a la encuesta fue Jeanine Áñez. La presidenta-candidata publicó la noche del domingo un tuit corto: “Gracias por la confianza recibida. Todo mi compromiso es poner a Bolivia primero”. Pronto, las respuestas no fueron favorables, con la mayoría de la gente recriminándole haberse postulado. Ayer por la tarde, la publicación había desaparecido de su página.

Casi al mismo tiempo, su candidato a vicepresidente, Samuel Doria Medina, tuiteó otro agradecimiento. La respuesta fue un pedido de unidad. “Me doy cuenta que no vais a conseguir nada peleando por el 2.º lugar si sigue ganando el MAS”, escribió un español residente en La Paz. “Están destruyendo el enorme esfuerzo que costó unirnos en torno a un candidato en octubre de 2020.No estamos en una elección ‘normal’. El MAS sigue fuerte y vivo”, posteó un piloto. “Disculpe Samuel, pero el 2.º y 3.er lugar no nos sirven, por favor únanse a Mesa y dejen de fregarnos al resto”, escribió una mujer.

Carlos Mesa, presidenciable por Comunidad Ciudadana, reaccionó en Facebook al triunfalismo de Juntos. Lo hizo con una foto al lado de Gustavo Pedraza, en la que ambos exhibían una sonrisa socarrona. “Analizando ya saben qué... Bolivia ¡muchas gracias por la confianza!”, escribió y acumuló más de 16.000 ‘likes’ y muchas felicitaciones de “fans destacados” –habitués de su fan page-. Pero algunos se colaron con comentarios más críticos. “Únase o dé una conferencia diciendo a la gente que se decida por uno que analice, ya que con tanta desunión va a ganar el MAS”, opinó una mujer. A diferencia de sus contrincantes, Mesa respondió: “Somos la mejor opción para ganarle al MAS y para lograr una Bolivia mejor, por eso estamos en la calle, para ganarnos la confianza de la gente”. No convenció a todos: “Señor Carlos, no nos confiemos, el MAS está queriendo volver con más fuerza y si usted no busca alianza con el que le sigue en las encuestas estamos perdidos y nuestra lucha del 2019 será en vano”, retrucó otra mujer. Mesa ya no le respondió.

Luis Fernando Camacho reaccionó un día después a la encuesta dejando su candidatura en blanco -que no es lo mismo que una renuncia- y pidiendo unidad. “Si seguimos así, el MAS vuelve”. Ahí también el ciudadano digital tuvo su opinión. Hubo respuestas agresivas, como la de una mujer que le enumeró sus acciones a seguir: “Renuncia a tu candidatura, no metas gente a ministerios y párala con las cartitas”. Otra fue un poco más sutil: “Retírate, se te agradece todo lo que hiciste, pero ahora es tu momento de demostrar el amor a tu patria nuevamente”. Y entre tanto insulto, hubo también quien le prometió recompensa si se bajaba: “Da un paso al costado y serás un héroe. En cinco años recogerás la cosecha”.

Con Tuto fueron también condescendientes. El presidenciable de Líder 21, que atesora una intención de voto de 1,9%, colgó un video en el que pedía debatir durante todo marzo. “Por favor Tuto, eres sin duda el mejor preparado superintelectual, serías el mejor como presidente, pero lamentablemente de momento no tienes apoyo. Si desistes serás y demostrarás de verdad que eres un patriota”, le escribió una mujer. Un hombre fue más duro: “Esperemos que después de que gane el MAS, le sirva de mucho su 1,6%. Sacrificó la lucha de 21 días por sus intereses personales, qué gran amor le tiene a su país”.

Otra mujer lo contradijo: “Ahora mismo no es momento de propuestas y debates, es momento de unidad”.