Escucha esta nota aquí

Un buen desayuno es fundamental para comenzar bien el día y para tener la energía necesaria para afrontarlo. Si bien en Bolivia la cultura es distinta (lo fuerte viene al mediodía o en la noche), no estaría mal en tiempos de pandemia ajustar los hábitos a las necesidades de un organismo que debe estar fuerte, saludable y con mayor inmunidad.

Además, un desayuno saludable contribuye a conservar la masa muscular, mantener activo el metabolismo, mejorar el rendimiento, la concentración y gestionar el apetito el resto del día.

¿Eres de los que toma un café rápido con dos galletas o alguna masita? Pues no es suficiente, la variedad de alimentos es un factor importante si se quiere introducir (y mantener) nuevos hábitos saludables. Aquí, algunas opciones.


DELICIAS SALUDABLES

Cuatro maneras de hacer los desayunos más variados

Porridge

Plato típico británico elaborado con avena cocida u otro cereal en leche o agua. También conocido como gachas de avena, combina perfectamente con frutas y especias como canela y vainilla.






Smoothies

Son bebidas cremosas elaboradas a base de frutas o verduras, pueden llevar bebidas vegetales o lácteos como el yogur. Son muy versátiles y fáciles de elaborar, lo que los convierte en una manera estupenda de fomentar su consumo.






Granola

Es una mezcla a base de avena, cereales y frutos secos que se prepara en el horno. También viene lista en supermercados y tiendas. Es rica en fibra y grasas saludables que aportan saciedad.





Avena nocturna

A diferencia del porridge, la avena conocida como ‘overnight oats’ (traducido literalmente como ‘avena nocturna’) no se consume cocida, sino que se mezcla con leche o una bebida vegetal dejándola reposar toda la noche en la nevera.






Los infaltables en la mañana

Lácteos

Aunque genéricamente se habla de leche de vaca y sus derivados (yogur y quesos) también existen alternativas de bebidas vegetales, como la leche de almendra, avena, soya o arroz. Mejor si no tienen azúcar.





Cereales

Pan integral, hojuelas de maíz, avena o trigo. Consumir hidratos de carbono en este momento del día asegura un gran aporte energético, especialmente necesario para afrontar jornadas exigentes.

Frutas

Priorizar la fruta entera aporta más fibra que un zumo. Se recomienda apostar por las frutas de temporada, ya que es una excelente manera de alternarlas (especialmente si no se es muy aficionado a ellas).









Comentarios