Escucha esta nota aquí

El golpe de la tercera ola que ha ocasionado el desborde del sistema hospitalario, también ha puesto al crematorio municipal al tope de su capacidad para atender las solicitudes diarias de cremaciones, que subieron de cuatro a 14.

Esta semana, en la que Santa Cruz está ingresando al pico de la tercera oleada encuentra también a la capital cruceña sin primeras dosis contra el coronavirus, por lo que desde hoy solo se aplicarán segundas dosis en los 33 puntos de inmunización.

La demanda de cremaciones se incrementó al punto que el Gobierno Municipal ha tenido que ampliar el horario de atención de 12 a 24 horas.

Los datos oficiales muestran que en mayo se incineraron 220 cuerpos por Covid-19 y uno por sospecha, cifra que duplica a la del mes de abril, cuando hubo 101 cremaciones; mientras que en marzo solo se realizaron 74 de estos procedimientos. La cifra de mayo estuvo a punto de alcanzar a la de enero, que fue el mes en que se alcanzó el pico de la segunda oleada, cuando hubo 229 cremaciones por Covid-19 y tres por sospecha.

La directora municipal de Cementerios, Cindy Camacho, precisó que en abril se hacía entre tres y cuatro cremaciones al día, mientras que en mayo subieron a ocho y desde los primeros días de este mes se están haciendo14.

“Se va respondiendo de acuerdo con las solicitudes que van llegando. Ahora por la emergencia sanitaria, el crematorio está funcionando las 24 horas”, precisó Camacho, al aclarar que antes se trabajaba solo 12 horas al día.

En el crematorio municipal se realizan incineraciones solo de personas que fallecen por Covid-19 o por sospecha de esta enfermedad.

El servicio es gratuito y para acceder los dolientes deben presentar su solicitud ante la Dirección Municipal de Cementerios, que funciona en el Cementerio General, o lo pueden hacer en las oficinas administrativas del crematorio municipal.

“La funeraria puede llegar (al crematorio municipal) con el cuerpo a cualquier hora y, si es de noche, las cenizas se entregan al día siguiente”, informó la funcionaria municipal.

Los requisitos que se exigen para acceder al servicio son la presentación del certificado de óbito que especifique que la causa de la muerte es el Covid-19, además de fotocopias de la cédula de identidad del difunto y del solicitante, que por lo general es un familiar.

Se frena la vacunación

Por otro lado, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Erwin Viruez, confirmó que a partir de hoy solo se aplicarán segundas dosis anticoronavirus en los 33 puntos de vacunación de la ciudad capital, porque ya no quedan primeras dosis.

Para este proceso, Santa Cruz dispone de 103.600 dosis Sinopharm que han sido distribuidas a los distintos puntos de vacunación de la ciudad y de las provincias.

El director del Sedes informó que las últimas 8.600 primeras dosis que se distribuyeron a estos puntos se aplicaron ayer, jornada en la que también se distribuyeron 20.000 dosis a las provincias.

La autoridad sanitaria espera que el proceso de vacunación con primeras dosis se reanude después del 15 de junio cuando se anuncia el arribo de 1 millón de vacunas Sinopharm al país, de las cuales un 20% se destinarán a Santa Cruz.

El Gobierno nacional también anunció la llegada de otras 100.000 dosis Sputnik V al país para la tercera semana de junio.

“El 15 de junio están arribando un millón de vacunas (para todo el país). A partir de mañana (por hoy) solo se va a empezar a vacunar con las segundas dosis en los 33 centros”, afirmó la autoridad.

Viruez señaló que se han suministrado 340.000 en su primera aplicación y que han sobrepasado las 98.000 en las segundas dosis, desde que se comenzó a vacunar.

Ayer muchas personas protestaron en la Fexpocruz, uno de los puntos de vacunación, por el retraso en el inicio de la aplicación. Se pensó que no se iba a vacunar por la falta de dosis; sin embargo, se lo hizo horas después.

Mayda Castro, responsable del punto de vacunación, atribuyó el retraso a un problema de sistema.

Por su parte, Carlos Hurtado, gerente de Epidemiología del Sedes, informó que desde el 9 de mayo hasta la fecha se vacunaron a 232.671 personas.

Pidió a la población adoptar las medidas de bioseguridad para frenar la cadena de contagio.

“Las vacunas es lo único que nos va ayudar a contener este turbión epidemiológico, que estamos viviendo”, enfatizó Hurtado.


La gente hace fila para recibir la dosis contra el coronavirus. Médicos verifican los documentos

Denuncian fiesta en pandemia

Por otro lado, el secretario de Desarrollo Humano de la Gobernación de Santa Cruz, Fernando Pacheco, presentó una denuncia ante el Ministerio Público en contra de los organizadores de una fiesta que se realizó en la comunidad Las Barreras del municipio de Warnes, incumpliendo así las medidas de bioseguridad en pleno pico de la tercera ola de coronavirus.

“Queremos decirles a las personas que organizan jolgorios, fiestas y eventos similares, que se atengan a consecuencias severas porque están atentando contra la vida de las personas”, señaló Pacheco.

La denuncia es por el delito de atentado a la salud pública.

Entre la documentación presentada al Ministerio Público, hay videos y fotografías de los presuntos infractores.

“La verdad es una irresponsabilidad que los jóvenes asistan a estas fiestas. Imagínense que una persona contagiada acuda a la fiesta y contagie a los demás. Estas situaciones son desastrosas”, manifestó.

La persona que incurra en el delito de atentado a la salud pública es pasible a privación de libertad de uno a diez años, según el Código Penal.

Pacheco agregó que desde la anterior semana se viene informando que estos eventos están prohibidos debido a las restricciones para contener la pandemia y lamentó que la población no cumpla con las normativas.

“Sin importar la emergencia sanitaria se realizan estas actividades”, señaló.

Inspección a cementerios

El concejal de Demócratas, Manuel Saavedra, realizó ayer una inspección a los cementerios municipales Los Cusis y Santa Carla, donde se entierran cuerpos de víctimas de coronavirus.

Aseguró que, tras una semana del compromiso público manifestado por la Alcaldía, la maquinaria no llegó a ninguno de estos camposantos. Y es que los familiares que acuden para enterrar a sus difuntos deben cavar ellos mismos la fosa.

Saavedra lamenta la falta de maquinaria que prepare las fosas para ayudar a las familias en estos difíciles momentos.

Si no hay recursos para pagar una persona para cavar las fosas, la misma familia doliente tiene que cavar la fosa”, asegura.

La Alcaldía informó que ya se dispone de máquinas para apoyar a las familias dolientes.

Comentarios