11 de febrero de 2022, 4:00 AM
11 de febrero de 2022, 4:00 AM


Este viernes 11 de febrero, EL DEBER conmemora los 69 años de su fundación. Lo hace como siempre: Evocando a sus primeros conductores y renovando su compromiso con la comunidad a la que se debe y en la búsqueda permanente e insobornable de la verdad. Plenamente consciente de la responsabilidad que implica haber marcado época -un antes y un después- en el periodismo de Santa Cruz y del país. De su liderazgo y referencialidad indiscutibles que construyó bajo los pilares fundamentales de su independencia y credibilidad que se mantienen intactos y cada vez más fortalecidos.

EL DEBER nació y creció inspirado en el legado de su fundador, Dr. Lucas Saucedo Sevilla (1892-1968), figura señera de la cruceñidad, y de quien el 11 de febrero de 1965 tomó la posta el Dr. Pedro Rivero Mercado(1931-2016), artífice de la transformación extraordinaria de un modesto periódico elaborado artesanalmente que circulaba a duras penas cuando la aurora empezaba a despuntar, hoy convertido en multiplataforma mediática para adaptarse a los insospechados y acelerados cambios experimentados en el ámbito de las comunicaciones a escala mundial.

El ahora constituido Grupo EL DEBER es poseedor de una historia límpida, abierta y transparente de la que es necesario un breve y puntual recordatorio de hitos y hechos más relevantes. Comenzó a circular como interdiario por las empolvadas calles de la entonces olvidada aldea de las llanuras grigotanas. Fue justo cuando Santa Cruz empezaba a sacudirse de su letargo y, por eso, desde sus primeros años acompañó el quehacer cívico regional, haciendo suya la causa para conseguir que el Estado centralista pagara las regalías petroleras del 11% estipuladas en la Ley Busch del 15 de julio de 1933 y adeudadas desde entonces. La identificación de EL DEBER con esas justas causas y demandas regionales lo hicieron blanco de la intolerancia y del abuso del régimen de la época, al que fue atribuido un atentado contra sus instalaciones y equipos que el 22 de noviembre de 1959 forzaron el cese de la circulación del periódico y el exilio del Dr. Saucedo Sevilla a Salta, Argentina.

En una ‘segunda época’ que arrancó el 11 de febrero de 1965 bajo la dirección del Dr. Rivero Mercado, EL DEBER tuvo otra suerte de privilegio al acompañar el gradual, pero imparable proceso transformador de la región y el avance a la modernidad de la capital cruceña. Fue con la largamente esperada dotación de los servicios públicos básicos como agua potable, energía eléctrica, alcantarillado sanitario, telefonía, pavimento y otros que cruceños visionarios y emprendedores lograron a pulso organizados en cooperativas, comités, corporaciones y otras entidades.

La necesidad de reinventarse es, actualmente, uno de los retos principales que el Grupo EL DEBER encara desde el advenimiento de los tiempos marcados por la disrupción tecnológica y la crisis global de los medios impresos que determinó la caída de la publicidad y la circulación. En los últimos años, el costoso y complejo proceso de transformación al sistema digital para atraer y capturar nuevas audiencias, coincidió con el embate devastador de la pandemia del Covid-19 sobre la economía mundial. Por cierto, que los coletazos de la crisis paralizante nos alcanzaron. No obstante, nuestro grupo está desplegando los mayores esfuerzos y sacrificios para encarar y vencer los desafíos de la que es posible considerar como una ‘tercera etapa’ de EL DEBER. Lo hace con renovado optimismo apoyado en la fortaleza de una marca. En la fidelidad y el respaldo de toda su comunidad. Con fe y esperanza. Sin renunciar a su esencia ni a sus principios que constituyen el legado imperecedero de don Pedro Rivero Mercado, mentor y maestro inolvidable.

Tags