Opinión

El desafío: un nuevo proyecto colectivo para la ciudad

5 de mayo de 2021, 5:00 AM
5 de mayo de 2021, 5:00 AM

La nueva gestión municipal enfrenta un reto enorme y es el de proponer un nuevo proyecto colectivo para Santa Cruz de la Sierra, un proyecto que sea viable y compartido por todos.

Santa Cruz sabe de construcción de proyectos colectivos: en los años ´60 y ´70 construyó su proyecto de la modernidad, que consistía en salir del secular atraso de cuatro siglos planteándose construir todos los servicios de una moderna ciudad y al mismo tiempo asimilar los valores de la vida moderna que se venían construyendo desde la Revolución Francesa, y que implicaban básicamente fe en el progreso, en la ciencia, en la racionalidad, la eficiencia y la básica igualdad de todos los ciudadanos frente a la ley.

Este modelo de modernidad se concretó en planes, como el Plan Techint, y en instituciones propias, como el Comité de Obras Públicas, el Consejo del Plan Regulador, las cooperativas de servicios públicos y la Corporación de Desarrollo, todas ellas con la participación de la sociedad civil junto a sus autoridades.

Para concretar ese modelo de la modernidad, se contó con las regalías conquistadas, las cuales se invirtieron eficientemente contratando los necesarios estudios y planes antes de ejecutar las obras. Fue el auge de la planificación, la ingeniería la arquitectura y la administración. En ese fermento, las familias cruceñas hicieron esfuerzos enormes por mandar a sus hijos a profesionalizarse. Fue un proceso social impresionante y muy poco estudiado.

Le siguió en los años ´90 el municipalismo, desarrollado apoyándose en el retorno de la democracia y los partidos políticos. Ese ciclo que tiene su auge en la ley de participación popular lamentablemente, poco a poco, fue convirtiéndose en mero obrismo; es decir un énfasis en la ejecución de grandes obras al margen y descuidando a los recursos humanos, es decir aspiraciones y las necesidades de la población.

El fin del obrismo municipalista y autoritario ha sido marcado claramente en estas elecciones municipales: mas allá de las obvias necesidades de infraestructura y edificaciones, los cruceños exigen un gobierno municipal que tenga una relación distinta con su gente, que lo escuche y esté mas cerca de sus necesidades, sin elefantes blancos y en un marco de democracia, participación y búsqueda de la inclusión.

Es en esa temática que Cedure está entregando en estos días al nuevo gobierno municipal el Plan Estratégico de Desarrollo Urbano Metropolitano elaborado en los Foros Urbanos realizados y está concebido como una propuesta de Nuevo Proyecto Colectivo elaborado desde la sociedad civil.

El anterior gobierno municipal, por sus conocidas limitaciones, no quiso conocerlo, mientras que la nueva administración lo ha solicitado, manifestando su interés en conocerlo y compatibilizarlo con su propio programa. Es una señal muy positiva que nos muestra que esta nueva gestión tiene claro que su tarea es conducir a Santa Cruz de la Sierra hacia un nuevo proyecto, compartido por todos. Las señales son positivas, y los peligros en el camino son también de magnitud, pero no dudemos que si tenemos este nuevo proyecto urbano como carta de navegación, llegaremos a buen puerto.



Tags