Escucha esta nota aquí

La guerra de narrativa entre el fraude electoral y el golpe de Estado está por debajo de las posiciones que piden un debido proceso e investigaciones a las vulneraciones a los derechos humanos. Además, existe desconfianza en las organizaciones políticas para llegar a acuerdos mediante procesos de diálogo.

La Fundación Friedrich Ebert Stiftung Bolivia realizó un estudio de consultas a personajes políticos, periodistas y expertos sobre diferentes temáticas. En un acápite, el trabajo pregunta “¿cuán de acuerdo está usted con las siguientes opiniones que se escuchan en los medios de comunicación? En el primero punto: “se debe investigar y sancionar a los responsables del fraude electoral de 2019” un 32% está muy de acuerdo, un 27% está de acuerdo, un 19% está muy en desacuerdo, el 14% en desacuerdo y un 8% no sabe. Mientras que en el segundo punto: “se debe investigar y sancionar a los responsables del golpe de Estado de 2019”, un 27% está en muy desacuerdo, un 24% de acuerdo, un 21% está muy de acuerdo y un 21% en desacuerdo. Mientras que un 6% no supo responder.

Sobre el tercer punto que establece: “las vulneraciones de derechos humanos deben ser investigadas y sancionadas, no pueden quedar en la impunidad”, un 72% está muy de acuerdo, un 25% de acuerdo y un 2% en desacuerdo. El quinto punto dice: “debe haber justicia en torno a todos los hechos de 2019 y 2020, pero respetando el debido proceso”, un 71% está muy de acuerdo, un 26% de acuerdo y un 3% en desacuerdo.

Los apuntes

En el último punto: “los conflictos de 2019 y 2020 ya quedaron en el pasado, el país tiene que salir adelante”, un 35% está en desacuerdo, un 32% en muy desacuerdo, un 14% está de acuerdo, un 10% muy de acuerdo y un 9% no lo sabe.

Al respecto, el analista Paul Antonio Coca consideró que una posición alta en los que quieren un debido proceso y sanciones a quienes vulneren los derechos humanos, pero lamentó que el sistema judicial esté sometido al poder político de turno.

“Puede haber esa guerra entre quienes dicen que hubo fraude o golpe de Estado, pero el verdadero pedido es que exista una justicia imparcial y equilibrada. Eso será difícil si no hay una verdadera reforma en la justicia”, dijo Coca.

El trabajo de la Fundación Friedrich Ebert Stiftung Bolivia también preguntó sobre la sensación de que los partidos políticos lleguen a acuerdos, un 31% ve muy baja que el Gobierno nacional lo haga, un 27% baja, un 21% regular, un 16% alta y un 4% muy alta.

Mientras que un 37% tiene una sensación regular que Comunidad Ciudadana (CC) tenga voluntad política para llegar a acuerdos, un 27% baja, un 19% alta, un 13% muy baja y un 5% muy alta.

Respecto a la alianza Creemos, un 43% cree muy baja su vocación de diálogo, un 39% baja, un 12% regular y un 6% alta. Sobre los comités cívicos, un 46% ve muy baja su intención de llegar a acuerdos, un 30% baja, un 21% regular y un 4% regular.

Sobre los alcaldes y gobernadores de oposición, un 53% ve regular su sensación de negociar, un 22% baja y un 19% alta.



Comentarios