Escucha esta nota aquí

Las últimas investigaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y de la Fiscalía concluyeron que Ana María Méndez Bazán, fue herida con un disparo de arma de fuego por su esposo el día de Año Nuevo, en la localidad de cabezas y no así su trabajador como inicialmente se informó por la Policía en base a la denuncia de los familiares de la víctima.

La versión inicial señalaba que el trabajador de la propiedad y empleado de los esposos, Adolfo Viveros Gonzales, había disparado con su escopeta en la humanidad de Ana María Méndez y que después escapó. 

La Felcc, este 12 detuvo al trabajador y ayer fue llevado ante un juez cautelar en Charagua. Ahí confesó que era inocente y que la persona que disparó el arma de fuego fue el esposo de la víctima, José Lupo Georgetty. Por ello la Fiscalía a través de la fiscal Tatiana Plata aprehendió al esposo y se le practicó una prueba de parafina que dio positivo. La misma prueba al trabajador dio negativo.

La fiscal Tatiana Plata imputó al esposo por feminicidio en grado de tentativa y al trabajador Adolfo Viveros por complicidad. El juez ordenó la detención de ambos en la cárcel de Camiri.



Comentarios