.

4 de enero de 2023, 7:01 AM
4 de enero de 2023, 7:01 AM

Santa Cruz está atravesando su etapa más crítica desde la invasión de ucureños en la década del 50 del siglo pasado.

Cuando una sociedad es agredida tan brutalmente, no puede ni debe existir nadie indiferente, porque la tibieza es sinónimo de cobardía o complicidad con el invasor.

El deporte, y principalmente el fútbol es un fenómeno de masas, que en todas partes del mundo tiene un impacto social muy grande.

Santa Cruz, es el principal proveedor de jugadores a todos los equipos de la liga, el 67% de los jugadores profesionales en Bolivia son nacidos en Santa Cruz,

Tenemos a Blooming, Guabirá, Real Santa Cruz, Royal Pary y Oriente Petrolero en la división profesional de nuestro futbol, sin Santa Cruz no hay fútbol en el país y si le sumamos los clubes de Pando y Beni recién ascendidos, somos la mitad de los clubes. Y por un sentido de justicia deportiva y tradición, agregaría a Destroyers.

Alguien me puede decir que no hay que mezclar deporte con política. Nada más cínico y alejado de la verdad.

¿Acaso el Chapare y las federaciones del trópico que producen coca para la cocaína no han comprado un equipo de fútbol?

¿Es por amor al deporte o por lavar su imagen internacional? Lo mismo hizo Pablo Escobar en Colombia en los años 80

¿Acaso en las elecciones de la Federación Boliviana de Fútbol no hubo intervención descarada de la dictadura masista para imponer al candidato oficialista y anular al opositor?

A nivel internacional O Rey Pele, nunca jugo en el exterior porque la dictadura militar brasileña, no lo dejo salir e incluso lo obligó a jugar el mundial 1970, en contra de su voluntad.

La dictadura de Stroessner en el Paraguay utilizó a Olimpia para lavar su imagen internacional.

Recientemente Barcelona, en su lucha independentista, lo utilizó al club para vender su idea en el mundo.

Los jugadores de distintas disciplinas deportivas en EEUU previo al inicio de un partido, hincan la rodilla al piso como señal de protesta y contra el racismo y la discriminación, igual gesto hacen los jugadores de la Premier League en Inglaterra.

La UEFA después de la invasión rusa a Ucrania, suspendió de sus torneos a los equipos rusos y permitió que los equipos ucranianos, que son los agredidos, jueguen sus partidos en Polonia u otro país que ellos decidan.

¿Por qué no pueden los equipos cruceños plantear la misma situación a la Conmebol?

¿Se imaginan lo que será la agresividad y animadversión hacia un equipo cruceño jugando en el Chapare?

Estamos ante una oportunidad grandiosa para seguir avanzando en nuestro irreversible proceso de autodeterminación y una nueva relación con el Estado boliviano, desde el deporte.

Regionalicemos el torneo, Santa Cruz, Beni y Pando, juguemos un torneo entre los 7 equipos que tenga premios a torneos internacionales, lleguemos a un acuerdo con la Federación de buscar un tipo de campeonato que nos permita afianzarnos en nuestras históricas demandas a través del fútbol, y si no hay acuerdo partamos aguas como se hizo en el año 1977, cuando se fundó la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, que fue la presión de los clubes grandes que obligó a los dirigentes de la FBF a reconocer la nueva realidad.

Necesitamos en estos momentos que los presidentes de los clubes cruceños se pongan a la altura de los desafíos que nos depara la historia, Santa Cruz en todos sus ámbitos no es una sociedad que este hecha para ser cola de ratón, ni conformarse con las migajas que nos pueden dar. Somos fuertes y debemos saber administrar esa fortaleza.

Vuelvo al comienzo del artículo, estamos en una etapa de nuestra historia en la que estamos obligados a romper aguas, el menosprecio, la imposición, el abuso, la coacción, la represión y la implantación de una dictadura de la que no se salvará ningún ámbito de nuestra sociedad, y por ende el futbol, nos obliga a tomar medidas heroicas y de largo plazo, que nos permitan reivindicarnos con nuestra tierra para sentirnos dignos hijos de ella.

Nadie puede quedar indiferente en estas circunstancias, la historia nos ofrece oportunidades para avanzar.

Tags