Edición Impresa

El futuro de la movilidad urbana

1/3/2021 11:03

Escucha esta nota aquí

Annelisse Arrázola

Cuando hablamos de movilidad urbana en Santa Cruz hay una reacción inmediata emocional de molestia. Sí molestia, porque es un problema permanente que busca ser solucionado con respuestas inmediatistas, parches. Las soluciones deben estar diseñadas primero desde el usuario, es decir nosotros los ciudadanos que transitamos a pie o en transporte público, y segundo con una mirada a largo plazo.

En un momento conversé con una autoridad y le pregunté por qué se les ocurrió hacer esa ciclovía en la Av. San Martín en el carril rápido, ¿en qué estaban pensando? le dije. Y me respondió que así era en un país europeo que acababa de visitar, obviamente yo reaccioné como siempre atrevida: ¡Pero no estamos en europa! Ningún ciclista urbano (yo suelo andar en bici en las calles de Santa Cruz) en su sano juicio tomará alguna vez esa ciclovía. La atribulada autoridad me contestó, a mí (la usuaria) que yo estaba equivocada. En fin, ahí despintada yace esa ciclovía.

Una ciudad como Santa Cruz, perfecta para andar en bicicleta por su topografia, esta perdiendo tiempo al no contemplar esta opción como una de las principales formas de movilidad de la ciudad. Además, he sido atacada en mis variopintos grupos de whatsapp de que no hay tanto ciclista en Santa Cruz y no es que no haya, es que están invisibilizados, ¡no nos ven! muchísima gente va a diario a sus trabajos en bicicleta.

Por otro lado, la falta de parqueos en la ciudad, sobretodo en el centro histórico, es uno de los tantos motivos por los cuales cada vez está siendo más abandonado. Otras ciudades del país han abolido los asaltos de los cuidautos dueños de la calle a través de un sistema de parqueo con tickets algo muy manual, pero que funciona. Estoy segura, deben existir sistemas de parquímetros innovadores que puedan implementarse en nuestra ciudad sin que represente costos millonarios, lo que falta es voluntad.

En el mundo la micromovilidad es el uso de vehículos livianos y compactos, bicicletas y monopatines tradicionales o eléctrico, así como el uso compartido de estos. El estudio realizado por McKinsey & Company indica que a nivel mundial el 60% de las rutas ciudadanas son menores a 8 kilómetros, tramos que podrían muy bien realizarse de una manera menos contaminante.

El futuro de la movilidad urbana en Santa Cruz debe estar orientada a la micromovilidad, es decir usar bicicletas, monopatines, autos eléctricos, o lo más simple ¡caminar!

En Bolivia hay emprendedores que están apostando por ello. Esta semana pedí por twitter un test drive del vehículo eléctrico de Quantum Motors, el primer auto eléctrico boliviano. Inmediatamente me llamaron para concretar la cita, con las medidas de bioseguridad respectivas. Fui con mi esposo y mi hijo porque obviamente no se querían perder la experiencia. Quedé gratamente sorprendida por la calidad del vehículo y el diseño, sentí suavidad y rapidez, y por supuesto orgullo de que sea boliviano.

Por otro lado, me contacté con MOBI, una startup que está por arrancar sus operaciones en Santa Cruz a finales de marzo, ellos están apostando al uso de las energía limpias con nuevas opciones de movilidad, una gran apuesta.

Si bien creo que micromovilidad urbana en Santa Cruz es el futuro, estos emprendimientos hacen que más bien sea el presente.

Comentarios