Escucha esta nota aquí

El enorme aumento de la demanda mundial de gas natural, alimentada por la recuperación económica, ha provocado una subida del precio de este hidrocarburo del 250%. La crisis podría agravarse aún más con la llegada de un invierno que se prevé más frío que el anterior.

Desde Rusia a Argelia, los grandes productores mundiales de gas no pueden o no quieren subir la producción. En parte por retrasos en la producción, en parte porque destinan la mayor parte de los recursos al consumo interno. Gran parte del planeta podría adentrarse en las trincheras de una batalla económica, logística y diplomática para el gas natural.

Las economías de Europa, Asia y América del Sur han sido las más afectadas por la subida de los precios del gas, ya que son muy dependientes de las exportaciones de Rusia, EEUU, Argelia, Australia y Noruega. Y esta semana, Qatar, el mayor vendedor mundial de gas natural licuado, reconoció que no tenía la capacidad de enfriar los precios, mientras que las siderúrgicas británicas dijeron que podrían verse obligadas a detener su producción./elconfidencial.com

Comentarios