Escucha esta nota aquí

El Gobierno, a través de diferentes voceros, señaló que el paro nacional de ayer fue un fracaso y lo calificaron de “catastrófico” para los líderes cruceños.

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Edgar Montaño, dijo este lunes que el paro cívico tuvo un resultado catastrófico para el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y el presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, porque con la medida de presión no lograron ningún resultado positivo y sólo malograron la economía de su región.

“Fue catastrófico porque no sacaron ningún resultado positivo. Es más, solamente han malogrado la economía del pueblo cruceño”, señaló Montaño en conferencia de prensa.

La autoridad estatal explicó que la medida de presión logró solo una pequeña adhesión en la ciudad de Santa Cruz.

Dijo que la realización del paro fue pagada en la capital cruceña, porque algunas rotondas estaban llenas de “borrachos” que agredieron a los transeúntes que se trasladaban hacia sus fuentes laborales.

“Hay heridos en estos momentos y obviamente eso tendrá que pagar también el señor Camacho, junto con el señor Calvo”, agregó.

Asimismo, Montaño dijo que las personas que tienen cuentas pendientes con la justicia por el caso del golpe de Estado de 2019, como Camacho, organizaron la medida de presión, porque “con toda seguridad han movido recursos económicos en la era de la señora Jeanine Áñez” y por ello no están de acuerdo con la aprobación de la ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, Financiamiento del Terrorismo y Financiamiento a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva o no Convencionales.

Por su parte, el expresidente Evo Morales publicó en Twitter: “Saludo el compromiso del pueblo boliviano: no quiere ser cómplice del golpe, defiende la democracia; no es cómplice del separatismo, defiende la unidad del país y no quiere hacer daño a la economía; por eso fracasó el paro de la derecha boliviana”.

Complementó que “algunas autoridades departamentales y municipales promueven los paros y conflictos sociales para ocultar su mala gestión y corrupción. Financian comités cínicos sin representación para conseguir impunidad por las masacres, robos y represión del gobierno de facto”.

El expresidente Jorge Quiroga respondió: “Faraón fraudulento fugado que bloqueba Bolivia para defender la narco producción cocalera, ahora socava a Arce mientras pretende defenderlo. El faraón palaciego, ese de jets privados y lujos, impulsa la criminalización de la informalidad y la persecución de indígenas orientales”, dijo por la misma red.

Por su parte, el expresidente y líder de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, posteó:“En esta jornada nuestros diputados Luciana Campero, María Elena Reque, José Ormachea, Beto Astorga, Miguel Roca y Adrian Vega fueron agredidos por policías y grupos de choque masista. Mi solidaridad a ellos y mi repudio al autoritarismo y la violencia que genera el MAS”. En esta jornada se realizará un ‘wiphalazo’ con la presencia de Luis Arce.

Comentarios