Escucha esta nota aquí

Una Ley de Emergencia Sanitaria aprobada por la mayoría masista sin escuchar observaciones del sector salud, así como la fijación de una banda de precios para la venta de soya y derivados son los hechos que generan malestar social y que marcan que el gobierno tenga frentes de conflicto.

La molestia por parte de los médicos, maestros, cocaleros llegó a las calles de La Paz y el Gobierno respondió con gasificaciones a las protestas. En Santa Cruz, los soyeros protagonizaron siete bloqueos de caminos.

La marcha de cocaleros, médicos y maestros urbanos de La Paz fue gasificada cerca del mediodía por efectivos de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) cuando pretendían ingresar a la Plaza Murillo. Esta movilización se suma al paro del sector salud que durará diez días contra la misma norma.

Mientras tanto, en Santa Cruz, el presidente de Anapo, Fidel Flores, informó que el bloqueo de caminos convocado por los soyeros se acata de manera contundente en distintas zonas productivas del departamento de Santa Cruz. Los agricultores exigen la eliminación de una banda de precios impuesta por el Gobierno, que regula el precio de la harina de soya, que, según el sector, genera una pérdida que alcanza los $us 50 dólares por tonelada a los actores primarios.

El enfrentamiento entre los tres sectores y la Policía en La Paz ocurrió luego de que los movilizados, con la ayuda de piedras, petardos y algunos objetos, pretendieran romper el cerco policial que custodiaba, la calle Ballivián, a una cuadra de la Plaza Murillo, reportó la red Erbol.

Los efectivos reaccionaron y con la ayuda de gases lacrimógenos lograron despejar la vía. Varios de los movilizados quedaron afectados por efecto de los gases.

La marcha comenzó desde la sede de la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca), en Villa Fátima, y llegó hasta el centro de la ciudad.

El fin de semana, los cocaleros, médicos y maestros urbanos de La Paz sellaron un pacto de unidad para reclamar de manera conjunta al Gobierno nacional el respeto a la propiedad privada, libre sindicalización y rechazo a la Ley de Emergencia Sanitaria.

El presidente de Diputados, Freddy Mamani, afirmó este lunes que es “imposible” la abrogación de la Ley de Emergencia Sanitaria, rechazada por algunos gremios de médicos, con un paro de 10 días.

La máxima autoridad de la Cámara Baja solicitó “sinceridad” del sector movilizado, recalcando que la norma fue aprobada atendiendo las observaciones a tres artículos por parte del Colegio Médico.

“Resulta que ahora están pidiendo la abrogación y nosotros hemos señalado que la abrogación es imposible.... no sabemos cuál es el pedido, dicen que observan ocho artículos, otros piden la abrogación. Ahora hay dos organizaciones que se están sumando, los cocaleros y el magisterio, seguramente para rechazar un estándar de precios”, dijo Mamani.

Recalcó que no son claras las exigencias de los profesionales sanitarios, reiterando que los sectores que rechazan la disposición pueden sumarse a la elaboración de la reglamentación. A menos de dos semanas de las elecciones subnacionales, la tensión en el país subió a niveles que no se habían visto en los más de tres meses de Gobierno de Arce. Con el agravante de que ninguno de los dos casos tienen perspectivas reales de solución.

Comentarios