Escucha esta nota aquí

Desde tempranas horas, familias completas se desplazaron al río o a diversos balnearios para disfrutar el domingo y aplacar el calor. Con una temperatura que superaba los 37 grados y un sol que ya adelanta un verano en todo su esplendor, la opción de remojarse se planteaba como la mejor manera de aplacar el sofocante calor.

Los alrededores del río Piraí estuvieron colmados de personas, muchas de las cuales acudieron sin barbijo y sin respetar las medidas de bioseguridad que recomiendan las autoridades de salud, para prevenir el contagio de coronavirus.

Incluso en horas de la noche, plazas y paseos de la ciudad permanecían rebosantes de familias que disfrutaban el tenue viento en una noche que suavizó ligeramente el termómetro.

Al igual que la jornada del domingo, el inicio de la semana estará marcado por altas temperaturas, cielos despejados y una sensación sofocante, fruto de la humedad en el ambiente. El informe proporcionado por el Senamhi considera que el termómetro oscilará entre un máximo de 36 y 37 grados en la ciudad y la probabilidad de superar los 40 grados en la Chiquitania.

A partir del jueves, se suavizarán las temperaturas con la posibilidad de que haya chubascos en diversas regiones del departamento.

Comentarios