Escucha esta nota aquí

A una semana de la declaración del Parlamento Europeo que instó al gobierno liberar a la expresidenta Jeanine Áñez y terminar la persecución política en el país y tras la visita de asambleístas de la oposición a la OEA para denunciar persecución política, el Movimiento Al Socialismo (MAS) emprendió una estrategia internacional que busca posicionar la tesis del supuesto golpe de estado.

Tras la designación del exministro de Justicia, Héctor Arce, como embajador ante la OEA, el vocero presidencial y el presidente del Senado explicaron que la misión es esclarecer la participación del secretario ejecutivo de la OEA, Luis Almagro en los hechos de 2019.

Asimismo, el jefe nacional del MAS-IPSP, Evo Morales, arremetió contra el Parlamento Europeo que aprobó una resolución condenando la detención de la expresidenta Jeanine Áñez y pidiendo su inmediata liberación.

“Con mucha sorpresa, en pleno siglo XXI, hemos tomado conocimiento de la aprobación por parte del Parlamento Europeo de una resolución en referencia a Bolivia, donde claramente se muestra que algunos sectores de Europa todavía conservan su visión colonial y humillante frente a los pueblos libres de América Latina y el Caribe”, manifestó Morales , al leer una carta para la ‘Vieja Europa’.

El exmandatario boliviano descalificó la resolución como una intervención en los asuntos de Bolivia. Arremetió otra vez contra Luis Almagro, secretario de la OEA, que según él, hizo de la OEA cómplice del supuesto golpe de Estado.

El Parlamento Europeo, en una sesión realizada el 29 de abril condenó la detención de la expresidenta Áñez y pidió a las autoridades bolivianas su liberación y la de dos de sus ministros, así como el retiro de los cargos con motivos políticos.

El MAS consideró la resolución como una injerencia, mientras que la oposición destacó que la Eurocámara rechace las detenciones.

Designación oficializada

El presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, oficializó ayer la designación de Héctor Arce como embajador de Bolivia ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) y anticipó que la presencia del exministro en esa instancia permitirá esclarecer los hechos registrados en Bolivia durante 2019.

Deberá cumplir las atribuciones como corresponde, pero también esclarecer los hechos de noviembre de 2019, donde la OEA ha sido parte”, adelantó el representante de la Cámara Alta.

“El origen de los conflictos de 2019 radica en la versión de la OEA, de haber anunciado de manera anticipada sobre las supuestas irregularidades, en ningún momento anunció la OEA que hubo fraude. Pero hay que ver cuál era la intención de anunciar esto, entonces estamos seguros que esta es una de las tareas que tiene el hermano Héctor (Arce) como embajador ante la OEA”, acotó Rodríguez.

Por su lado, la senadora Centa Rek (Creemos), aseguró que designar al exministro Héctor Arce como futuro embajador de Bolivia ante la OEA es volver al viejo esquema de manipulaciones del expresidente Evo Morales y “eso ya no funciona porque el mundo está con otros ojos, mirando a Bolivia de otra manera”.

“Los cuentos que les contaban a los embajadores de los organismos internacionales ya no funcionan en este momento; las observaciones y el seguimiento se van a seguir haciendo; el observatorio que los organismos y los parlamentos han ofrecido para seguir los hechos en Bolivia van a seguir vigentes y lo que tienen que hacer es buscar otro rumbo para Bolivia, restituir la democracia y no buscar personas (como Arce), que creen que van a incidir en los organismos haciendo manipulaciones”, indicó Rek.


Comentarios