Escucha esta nota aquí

La defensa de la expresidenta Jeanine Áñez presentó un requerimiento a la Fiscalía para que cite a declarar a Luis Fernando Camacho. Considera que el testimonio del ahora gobernador de Santa Cruz ayudará a confirmar que en Bolivia no hubo golpe de estado en 2019, como denuncia el MAS.

Desde el oficialismo, la exdiputada y denunciante Lidia Patty cuestiona la demora del Ministerio Público en convocar a Camacho, acusado, junto a Áñez, de incurrir en los presuntos delitos de terrorismo, sedición y conspiración para provocar la renuncia del entonces presidente Evo Morales, que dimitió el 10 de noviembre de 2019 y se refugió en México después de que la OEA lo acusara de fraude electoral en los comicios de octubre de ese año.

Apegada al artículo 306 del Código Penal, Áñez requirió a la Fiscalía, través de sus abogados, que señale día y hora para audiencia de inspección técnica ocular en el hotel Casagrande, ubicado en la calle 16 de Calacoto de la ciudad de La Paz, y que para el efecto se cite a los actores que participaron en dicha reunión”.

Según la expresidenta, esto con el fin de “aportar al esclarecimiento de los hechos y que el equipo investigativo tenga plena convicción sobre lo ocurrido en la reunión que ella sostuvo en esa oportunidad con Luis Fernando Camacho,

“La pertinencia del acto solicitado tiene la finalidad de que la comisión de fiscales pueda escuchar de los propios actores lo sucedido en ese encuentro”, menciona el memorial de los abogados.

Áñez mencionó en su declaración frente a la comisión de fiscales que investiga el caso que el 11 de noviembre, un día después de la renuncia de Evo Morales a la Presidencia, sostuvo una breve reunión con el entonces presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

Luis Adolfo Guillén, abogado de Áñez, explicó a este medio que en esa conversación “Camacho puso énfasis a nuestra defendida de que esto era un movimiento ciudadano, que no le correspondía a la clase política a la que ella representaba en ese momento. La señora expresidenta respondió que estaba convencida de que así era”. Luego, ella se retiró.

El jurista recordó que el 28 de noviembre del año pasado, en la primera denuncia planteada por la exdiputada Lidia Patty ante la Fiscalía por el supuesto “golpe de estado acontecido en 2019, conductas tipificadas como terrorismo, sedición y conspiración “que han causado conmoción social y zozobra en Bolivia”, según el documento de la querella, fue contra el exlíder cívico Luis Fernando Camacho. También figuran el jefe de operaciones del comando en jefe de las FFAA, Sergio Carlos Orellana (comandante de la entidad castrense durante el gobierno de Áñez), el excomandante de la Policía Yury Calderón y el entonces jefe de las Fuerzas Armadas Williams Kalimán.

Posteriormente se amplió a la exmandataria Jeanine Áñez, y sus exministros Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán, quienes son las tres exautoridades que están con prisión preventiva desde marzo.

“Es importante contar con la declaración de Camacho porque se pretende hacer ver que Áñez hubiera cometido los delitos de terrorismo, sedición y conspiración sola. Eso no corresponde. El gobernador aclararía que estas movilizaciones en un principio pedían segunda vuelta, no tuvieron la intencionalidad de derrocar al gobierno de Morales. Todas las pruebas colectadas demuestran que había una molestia de la ciudadanía por el fraude en las elecciones del 20 de octubre. Esto no fue organizado por políticos, así que las movilizaciones no se pueden tildar de terroristas o golpistas”, dijo el abogado Guillén.

El jurista apuntó también que a Áñez no se le puede sindicar de los conflictos sociales que antecedieron a la renuncia.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, afirmó “a título personal”, el 23 de junio, que el caso denominado 'Golpe de Estado' ya debería ser cerrado solo con Jeanine Áñez puesto que la exmandataria cometió delitos de forma flagrante cuando asumió la Presidencia del Estado en 2019.

“Existe una persona que ha cometido 13 vulneraciones a la Constitución Política del Estado y a los reglamentos de ambas cámaras, ya sea Senadores o de Diputados. Esta señora se llama Jeanine Áñez Chávez que ha cometido estos delitos en flagrancia, porque no ha respetado las normas constitucionales de sucesión, por lo tanto, ha cometido un golpe de Estado. En lo particular, creo que el caso ya debería ser cerrado”.

Este medio volvió a preguntar a Del Castillo si es que Camacho debiera ser convocado, y respondió: “El Gobierno no maneja la justicia, creo que a ellos es a quienes debe preguntar”.

Por su parte, su colega de Justicia, Iván Lima Magne, también evitó comentar el tema. “En todos los procesos existen mecanismos de control judicial, si alguna de las partes considera que debe hacerse una actuación, en este caso convocar a Camacho, y la Fiscalía no lo hace, tiene la vía judicial para exigir el cumplimiento de las solicitudes”, aseguró.

Pero, en este caso, explicó que la representación del Ejecutivo, está a cargo del Ministro de Gobierno y la Procuraduría. “Le pediría que converse con ellos”.

El exlíder cívico cruceño y actual gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, afirmó que no se acogerá al silencio si es convocado a declarar en el caso del supuesto “golpe de Estado”.

“No le vamos a huir en ningún momento, no le debemos nada a la justicia, es más, no le debemos nada al país más que un agradecimiento, no tenemos por qué escondernos. No me acogeré al silencio, yo creo que hay que hablar, no tengo nada que esconder”, declaró a PAT el mismo 23 de junio que habló del Castillo.

Sobre eso, la senadora de su partido Centa Rek manifestó que “es una posición valiente, pero mi opinión es que no tenemos apuro por acudir a un juicio trucho. Vaya o no vaya, ellos se inventarán. Nunca se basan en la verdad, es intrascendente si lo llaman o no, ellos tienen su libreto, y nosotros la verdad”, manifestó.

Patty y Borda

La exdiputada Lidia Paty, por su parte, lamentó que la Fiscalía no hubiera llamado aún al actual gobernador. “En vano dicen que la ley es para todos. Hasta ahora no pueden detener al Camacho. Incluso ha dicho que espera la convocatoria, pero no lo llaman”.

Está convencida de que el fiscal general, Juan Lanchipa, fue parte del golpe. “Ha hecho detener a mucha gente, emitió mandamiento de aprehensión contra Evo, por eso no convoca”, dijo.

El expresidente de Diputados Víctor Borda señaló que la convocatoria para Camacho, como para Marco Pumari, el excívico potosino que lo acompañó, “ya se ha tardado demasiado. No entiendo por qué no se los convoca, tienen mucho que responder por el golpe”.

Comentarios