.

23 de abril de 2023, 7:00 AM
23 de abril de 2023, 7:00 AM

Qué se puede decir, cuando el tercer hombre en la sucesión constitucional en el país, es decir, el presidente de Diputados, pisotea el reglamento de su propia Cámara, sometiéndola al reglamento que tiene el TSE, para elecciones generales, es decir, un reglamento ajeno que no aplica al legislativo, negándole, al primer poder del Estado, el derecho de reglamentar sus actividades, por si y, para si, como corresponde.

No debiera ser raro en un país “atípico”; recordemos que el TSJ se negó a sí mismo y rehuyó a su responsabilidad constitucional, dando paso a la orden del ministerio de “justicia” y dio paso a que un tribunal “común” (para que no se malinterprete la palabra “ordinario”) se haga cargo de procesar a doña Jeaninne Añez fuera de la prerrogativa constitucional, que dice que los presidentes tienen derecho a Juicio de Responsabilidades y Caso de Corte, en el TSJ, previa consideración congresal, que no sanciona, pero decide, por 2/3 de votos si el proceso corresponde o no; máxime si son presidentes constitucionales, hecho que, en el caso de la Dra. Añez no está en discusión, pero, por si hace falta, recordamos que ella convocó a las elecciones de octubre del 2020, lo que confirma su condición.

Hace unos días, en valiente muestra de valor civil y respeto a sí misma y a su propia investidura, la ex presidente negó al juez que pretende juzgarla, el derecho y jurisdicción de hacerlo y, abandonó la sala virtual que se instaló para procesarla; lo dijo, por supuesto, en otras palabras: si la van a violar, no va a ser con su aquiescencia, es decir con su consentimiento. ¡Bien! Es lo que le corresponde hacer a quien no ha perdido su dignidad, entre los derechos que le han sido arrebatados.

Pero, se escribe sobre don Jerges Mercado, un diputado intrascendente que llegó a ese cargo porque tiene el coraje de hacer lo que le digan sin chistar y se atreve a lo que le pongan por delante, no importa si abre huecos profundos en el orden interno de su Cámara; al fin de cuentas, igual que el huido, él “le echa (mete) nomás”, después que vengan otros y lo arreglen.

“Esto es como en el cacho, lo que se ve se anota”; “Aquí y en la China, 54 es mucho más que 24”. “Hay otros que se han abstenido y han votado en blanco”, dijo Mercado, desconociendo la voluntad de diputados que votaron en blanco, siendo que esta es una opción de voto, aceptada y contabilizada en la cámara de Diputados; antecedentes hay por montones, ahí mismo.

Claro, en China, donde se vive la dictadura de un solo partido, no debe haber posibilidad de votos en blanco ni abstenciones y si se da, en muchos casos puede ser que 24 sea inmensamente más que 54… todo depende de cómo se lo vea.

“No importa si el gato es negro o blanco, mientras pueda cazar ratones es un buen gato”, dijo Deng Xiaoping; pero se refería a la reforma económica más importante del Siglo XX, no sólo en China, no a trampear con los números para facilitar que su país venda sus reservas. Él hablaba de otras cosas, pero, en el socialismo sigloveintiunero todo sirve, de manera que se usa a Xiaoping a placer y conveniencia, sin citarlo siquiera, claro, para citarlo haría falta conocerlo y… eso es de Siglo XX, para qué mirar tan atrás, si el “Estado Plurimulti nació el 2006”

Tengamos claro que don Jerges, no es un estadista ni mucho menos, de manera que no debe haber pensado en el líder chino; al final de cuentas, el presidente de Diputados, es, en su partido, sólo uno más de los “muchachos de los mandados” al que pusieron en el cargo para enfrentar al poder con Santa Cruz (mandato 1) y, para hacer lo que hizo: (mandato 2), que 54 sea más que 65; si es necesario. Los votos en blanco, que están consignados en el acta de escrutinio de la Cámara de Diputados (Aprobación en grande Proyecto de Ley N 219/2022-2023, Abril 2023) pueden desaparecer, por arte, no de magia, sino de la necesidad de un país al borde de la crisis, que necesita meter el oro en el cubilete de la dilapidación.

Pero, parece que el oro que se van a jugar “libremente” no es tanto. Según la publicación de brújuladigital.com, sólo quedan 0,4 Tn de oro en físico en las bóvedas del BCB, de las 42,9 Tn que se tenían el 2021; en efecto, en el mismo se puede leer que: “Según los informes técnicos presentados por el BCB y el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, las Reservas de Oro de Bolivia alcanzan a 42,9 toneladas, de las cuales 42,5 toneladas tienen calidad London Good Delivery Bars, de las cuales 8 Tn se encuentran depositadas en una cuenta con el Banco Internacional de Pagos (BIS) y las restantes 34,5 toneladas están invertidas en depósitos hasta un año plazo con entidades bancarias de alta calidad crediticia”… esto quiere decir que la “libre disponibilidad” es de 0,4 toneladas. (https://www.brujuladigital.net/economia/pl-advierte-solo-quedan-04-tn-de-oro-en-fisico-en-las-bovedas-del-bcb-de-las-429-tn-que-se-tenian-el-2021)

Veamos un poco más; siempre en función de lo que se lee en brujuladigital.com, “El mismo proyecto de ley que fue presentado en junio de 2021 en su página seis señala textual: “Finalmente 0,4 toneladas se encuentran en bóvedas del BCB, originadas en las últimas compras de oro a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol)”. Sin embargo el proyecto de ley modificado e ingresado nuevamente a la Asamblea Legislativa en enero de este año, ya no incorpora este capítulo.

Entonces, si bien es cierto que ese “saldo local” no alcanza para media hora de Banco Central con las puertas y cajas abiertas al público y por tanto no hay necesidad de ofertarlo afuera, porque entre las joyerías paceñas, se termina… (o entre los dentistas, ya que volvieron a ponerse de moda los dientes de oro), tal cosa no significa que el oro no exista porque en Londres lo tienen en físico, como tienen el oro de muchísimos países, de manera que, si bien se lo puede vender, este no sale del depósito inglés; a lo mejor lo bueno es que “no se lo van a poder robar”. Si lo venden, simplemente pasa a otras manos y se cobra el importe… o sea, quedémonos tranquilos que no hay chance de que se lo roben, ni saquen “porcentajes”.   

Pensar que la Ministra Alcón (vice, pero actúa como si fuera titular) aseguraba el viernes que necesitamos monetizarlo… hasta para bajar o mantener el precio de los pasajes de los micros… desconociendo absolutamente de qué se trata esto, pero, poniendo en evidencia de que el gobierno, es decir el país, no tiene un plan sobre qué hacer con unos 3.500 millones de dólares que, se pueden ir en menos de un año, si contamos, la balanza de pagos, deudas internacionales (deudas internas, abstenerse de cobrar) importaciones de gasolina, diesel y grasas.

En fin, otra trampa en diputados, no es la primera en los más de 16 años que lleva el MAS en el poder; la oposición, la oficial y la “divorciada”, van a presentar pelea… a ver qué logran.

Mientras, seguirán “jugando cacho, con menos o más dados” … y anotando como quieran… sólo hay un lápiz para anotar y ese, con borrador incluido, lo tiene Jerges Mercado, así que hay que ver qué pasa en el senado, donde Andrónico “fintea como un sabayón en el barro”… pero, estamos donde ya sabemos así que:

Lo más seguro es quién sabe

Tags