.

El Deber logo
17 de enero de 2024, 3:00 AM
17 de enero de 2024, 3:00 AM

Daniel Chain​

En la arquitectura, el Regionalismo Crítico ha surgido como un movimiento significativo que va más allá de simplemente diseñar edificaciones. El Regionalismo Crítico es un enfoque arquitectónico que busca conectar el diseño con el entorno local, abrazando la historia, la cultura y las características distintivas de una región.​

Se trata de más que simplemente incorporar elementos locales; implica una reflexión profunda sobre el contexto social, histórico y ambiental. Es posible considerar el Regionalismo Crítico como una rama o una aproximación dentro de la arquitectura orgánica. Ambos enfoques comparten algunas similitudes, especialmente en su énfasis en la integración con el entorno y en la búsqueda de una arquitectura que se adapte y responda a las condiciones locales. Más que una divergencia podríamos considerarlo una profundización de la filosofía.

La arquitectura orgánica, popularizada por arquitectos como Frank Lloyd Wright y Fay Jones en EEUU especialmente,  busca crear edificaciones que parecen crecer de forma natural en su entorno. Se inspira en la naturaleza, tanto en términos de formas como de procesos, y tiende a utilizar materiales locales y sostenibles, creando arquitectura adecuada para su sitio, pero en este caso el regionalismo crítico no solamente toma en cuenta estos factores del sitio, si no va más allá a empezar a considerar factores culturales, idiosincrasias, particularidades en base a costumbres locales, etc.

Un excelente ejemplo de esto es Marlon Blackwell, también en EEUU, que utilizando su filosofía de analizar estructuras autóctonas y darle una interpretación contemporánea ha creado estructuras tan interesantes y relevantes que le ha valido ganar la medalla de oro a la arquitectura en EEUU, el máximo galardón otorgado en ese país a la carrera.

Pero él no es el único, otros profesionales a nivel mundial como ser Glenn Murcutt (premio Pritzkers) en Australia, Legorreta en México, Cazu Zegers en Chile, Samuel Mockbee en EEUU también han utilizado esta filosofía para generar estructuras únicas, relevantes a su sitio y que elevan la profesión a través de su originalidad y su audacia en generar curiosidad por nuevos conceptos generadores de arquitectura.

El Regionalismo Crítico también representa un rechazo a la homogeneización arquitectónica globalizada. Busca preservar y celebrar las identidades locales, fomentando un sentido de pertenencia y arraigo en la arquitectura.

A través de este enfoque, se pueden crear espacios que no solo sean visualmente impactantes, sino que también cuenten una historia arraigada en la comunidad que los rodea. En nuestra oficina, entendemos que cada proyecto es una oportunidad para contar una historia única. Integrando cuidadosamente elementos locales, abrazamos la riqueza histórica y cultural de Santa Cruz, Bolivia. Desde la selección de materiales hasta la disposición del espacio, cada decisión refleja nuestro compromiso con el Regionalismo Crítico.

Al hacerlo, no solo creamos arquitectura, sino también experiencias arraigadas en la rica herencia de nuestra región, e invito a mis colegas arquitectos a adoptar esta filosofía aunque sea en una menor intensidad.

Tags