El Deber logo
16 de junio de 2023, 4:00 AM
16 de junio de 2023, 4:00 AM

Por Grover Eduardo Justiniano Z., contador público y analista tributario


Con la ley 843, y como una herramienta de recaudación fiscal (luego de parar la hiperinflación), el Gobierno del MNR estableció el Régimen Complementario al Impuesto al Valor Agregado (RC-IVA) o lo que la ciudadanía conoce como la presentación de las facturas de cado uno de los trabajadores para que no les descuenten el 13% de sus sueldos.

En 1987, solo los que ganaban más de Bs 240 tenían que presentar facturas (el salario mínimo era Bs 50), hoy en la gestión 2023 solo los que ganan más de Bs 10.824. deben presentar factura (el salario mínimo es de Bs 2.362), vale decir que una persona que gana Bs 10.500 está libre de presentar facturas.

Pero cómo se realiza este cálculo, del total ganado de un trabajador se descuentan los aportes obligatorios a la seguridad social (12,71%), sobre el saldo se descuenta 4 salarios mínimos (Bs 9.488), por esta razón los trabajadores que ganan menos de Bs 10.824 no tienen la obligación de presentar factura y no sufrirán descuento alguno.

Sin embargo desde su promulgación y aplicación, el principal objetivo del RC-IVA no era hacer descuento a los trabajadores, lo principal era que los trabajadores “con mejores sueldos” exijan facturas y todo esto debido a que cuando cuentas con mayores ingresos los gastos también se incrementan y de esta manera estos trabajadores exigirán facturas por las compras que realizan.

La buena política salarial del Gobierno ha hecho que el salario mínimo llegue a Bs 2.362, lo cual hace que las personas y familias tengan mayor poder adquisitivo y puedan consumir lo producido en el país; sin embargo, tomando como ejemplo el último decreto de incremento salarial, se determinó que el salario mínimo se incremente en 5% y los sueldos en 3%, lo que ocasionó que la obligatoriedad de presentar facturas se incremente a Bs 10.824 (en la gestión 2022 los que ganaban más de Bs 10.310 estaban obligados a presentar facturas).

Ahora bien, qué pasaría si en el cálculo del RC-IVA en vez de descontar 4 salarios mínimos, se descontaran solo 3 salarios mínimos? De pasar esta situación los trabajadores que ganan más de Bs 8.130 estarían obligados a presentar facturas, lo cual, desde mi punto de vista este accionar beneficiaria y dinamizaría más la economía, ya que las personas y familias buscarían establecimientos que emitan facturas, vale decir tiendas y actividades económicas que se encuentren registradas formalmente, disminuyendo de esta manera las actividades informales.

Cuando las personas y familias busquen locales, tiendas y actividades económicas legalmente establecidas para realizar sus compras y de esta manera les emitan la correspondiente factura fiscal para presentar en sus fuentes de trabajo, éstas serán un incentivo para que los empresarios, personas y empresas legalicen sus actividades, incrementen sus utilidades y expandan sus actividades y de esta manera empleen cada vez más trabajadores.

La economía como una ciencia social, tiene a las expectativas de las personas como una variable que influye en el crecimiento de la economía, en este sentido cuando las personas, empresarios y todo el que quiera poner una actividad económica tendrá la expectativa que de emitir facturas tendrán más clientes.

Tags