Escucha esta nota aquí

La pandemia Covid-19 ha afectado negativamente el desempeño de prácticamente todos sectores económicos del país. Pese a esta situación, el sector asegurador registra un crecimiento interanual de un 3,70% (septiembre 2019-2020), aunque es menor que el registrado en el periodo anterior (2018-1019). Así lo indican las conclusiones del Análisis del Sistema Asegurador Boliviano realizado por de la calificadora Moody’s. Esta cantidad es menor al 13,94% registrado a septiembre de 2019.

El comportamiento del sector fue producto del ajuste en seguros de automotores (-13,94%), el cual fue atenuado parcialmente por un crecimiento en primas de Desgravamen Hipotecario (11,36%) que es el seguro que cubre algunos créditos cuando el prestatario no puede pagarlos por muerte o invalidez.

Además, al 30 de septiembre de 2020, se observó un baja en los siniestros retenidos del sector (-15,67% frente a septiembre de 2019), lo cual fue motivado principalmente por menores siniestros en Seguros Previsionales (-25,51% vs septiembre 2019) y Automotores (30,27%).

Consultado al respecto, José Luis Camacho, presidente del Grupo Empresarial de Inversiones Nacional Vida (Nacional Seguros), indicó que, pese a que el pasado año fue difícil, la compañía decidió continuar con sus planes de inversión para ayudar a reactivar la economía, con la construcción de la Clínica Metropolitana de las Américas en Santa Cruz de la Sierra.

Este proyecto, cuyo avance de obra supera el 60%, ha contemplado una inversión, ya concretada, de $us 70 millones en 2020, que llegarán a los $us 110 millones cuando se finalicen las cinco fases previstas.

También fue la primera empresa del sector en inaugurar una oficina virtual, donde los clientes y el público interesado en comprar un seguro pueden concertar una cita en la que son atendidos en línea 24/7, para realizar los trámites o consultas que necesiten sin estar presentes

“Para concretar este gran proyecto hemos tenido que afrontar algunas dificultades específicas este 2020; por ejemplo, mayores tiempos de obra y sobrecostos dada la necesidad de proteger la salud de los contratistas; también debo hacer notar la fuerte carga impositiva en la adquisición de materiales y equipos médicos y sanitarios, que debería ser menor para optimizar la atención de salud en Bolivia”, dijo Camacho.

Además, Nacional Seguros fue la primera aseguradora del país en sacar al mercado un seguro específico para casos de Covid-19, “Protección Covid Plus”, a precios muy asequibles.

Por su parte, Mauricio Pérez, gerente Nacional de Finanzas y Tecnología de BISA Seguros, señala que, siendo Bolivia una economía pequeña y abierta, los diversos sectores que involucran su producto interno, entre ellos el financiero bancario y no bancario, se vieron afectados pese a las medidas adoptadas por el Gobierno.

En cuanto al sistema no bancario, que involucra el sector de seguros, Pérez explicó que, Moody’s ofrece una clara descripción del shock que frenó de golpe la demanda interna, afectando sus ingresos y exponiendo a muchas compañías del mercado a riesgos de iliquidez producto de la caída en sus ventas, poniendo en stress a sus principales indicadores.

Este hecho, no obstante, encontró a un mercado capaz de soportar la crisis, atenuada de cierta forma, por las medidas implementadas por el regulador del sector y otras tomadas por el ente emisor.

“El desempeño del mercado de seguros fue positivo a raíz de los esfuerzos de adaptación de parte de las compañías, principalmente desde el punto de vista tecnológico y de acompañamiento de sus clientes ante la difícil situación”, manifestó Pérez.

Entretanto, como muestra de su firme compromiso con la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), La Boliviana Ciacruz Seguros (LBC Seguros) decidió adherirse al Pacto Global de las Naciones Unidas y contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), integrándolos en sus lineamientos estratégicos, para generar valor compartido para la organización, la sociedad y el medioambiente.

“Hemos mapeado los ODS en los cuales tenemos algo en común. La adhesión permite que las empresas líderes demuestren cómo sus negocios ayudan a avanzar en el desarrollo sostenible, ya sea para minimizar los impactos negativos, o para maximizar los positivos en las personas y en el planeta”, explicó Laurent Bertaux, vicepresidente de LBC Seguros, en una entrevista con EL DEBER el año pasado.

Seguros más demandados

Debido a la pandemia la demanda de seguros de salud aumentó el año pasado. De acuerdo con Camacho, los seguros más requeridos en 2020 en Nacional Seguros fueron los de vida, de salud y, principalmente, su seguro pionero: “Protección Covid Plus”.

“Creemos que esta tendencia se mantendrá en 2021, en el que seguiremos innovando el mercado asegurador boliviano, con un amplio portafolio de productos y servicios accesibles en costo y adecuados a las cambiantes necesidades de nuestros clientes, porque el objetivo es que la mayor cantidad de población tenga protección para su vida, su salud y su patrimonio”, dijo Camacho.

Además de continuar con la construcción e inauguración de la primera fase de la Clínica Metropolitana de las Américas, Nacional Seguros tiene previsto inaugurar un nuevo y moderno edificio en La Paz para optimizar el servicio a sus asegurados en esa ciudad y El Alto, y seguirá fortaleciendo su presencia en todos los departamentos del país.

Asimismo, la firma profundizará su transformación digital, innovando en sus canales y portafolio porque la normalidad ha cambiado, según Camacho, así como la vida de sus clientes y sus necesidades cotidianas.

De igual manera, en BISA Seguros los productos más requeridos fueron los de salud, que a través del portafolio que la empresa pone a disposición de sus clientes, ha logrado incrementar sus ventas un 10,4%%, con respecto a 2019.

Esto, de acuerdo con Pérez, debido a que los diversos segmentos de la población se dieron cuenta que necesitan tener un seguro que los proteja ante eventos imprevistos, como ocurrió con la pandemia y, además, al percibir que existe una falta de capacidad de atención del sector público en cuestión de servicios e infraestructura en salud.

Este año, BISA Seguros se orientará al sostenimiento de su cartera de clientes a través de su fidelización y mejora sustancial de su experiencia de usuario. Además, pretende, a través de la innovación y flexibilización de las condiciones de sus productos de automotores, mantener su público e introducir alternativas novedosas de fácil suscripción que brindarán un beneficio importante a los clientes.

LBC apostó por un recambio tecnológico con Sistran y hoy se posiciona como una de las primeras compañías en el mercado boliviano en transitar el camino hacia la transformación digital.

En septiembre de 2020 culminó la implementación de la línea de negocio de Desgravamen y toda la funcionalidad transversal como Reaseguros, Siniestros, Cobranzas y Contabilidad.

“El desarrollo tecnológico y la innovación continua son y serán pilares fundamentales para LBC Seguros en favor de nuestros clientes y aliados. En este sentido, estamos trabajando intensamente para fortalecer nuestra plataforma tecnológica donde la implementación de un nuevo sistema Core (SISE 3G) es la base fundamental de nuestro proceso de transformación”, destaca Miguel Dávila, gerente nacional de transformación del negocio LBC Seguros, en la web de Sistran.

Necesidades del sector

El sector asegurador, como todos los actores económicos, necesita reglas claras y adecuadas para operar y desarrollarse. Así lo indica Camacho. “Requerimos normas y condiciones que permitan ampliar la cultura del seguro, la penetración de los seguros en Bolivia y acelerar la transformación digital del mercado asegurador, para así poder adecuarnos a las expectativas de nuestros clientes, quienes son cada vez más digitales”, sostuvo.

En paralelo, según Camacho, el Gobierno debería promover alianzas estratégicas público-privadas, tanto en nuestro rubro como en varios otros, enfocadas sobre todo en cuidar la vida, la salud y, en definitiva, el bien común de todos los bolivianos. Cree que el país tiene grandes potencialidades en muchos aspectos, que podrían ser desarrolladas de mejor manera por la iniciativa privada si contara con un apoyo más efectivo por parte del Estado.

En tanto, Pérez manifestó que el sector de seguros necesita de incentivos de mercado que consoliden y profundicen su crecimiento, un apoyo sólido para ampliar el conocimiento del seguro entre los consumidores y una revisión y actualización de la normativa alineada a los grandes cambios que están sucediendo en el mundo aprovechando por supuesto, la revolución de los servicios digitales.

Panorama mundial

De acuerdo con el informe Insurance 2020: El futuro de las transacciones en el área seguros, la tecnología irá ganando importancia en el sector durante la próxima década.

La automatización y la digitalización de procesos, los análisis de datos, el uso de las redes sociales y de las tecnologías móviles serán factores clave para mantener la eficiencia de las entidades, pero también para evitar la entrada de nuevos actores en el sector.

Algunas de las tendencias marcarán el mercado son el incremento de compradores de mercados emergentes, la audacia, creatividad y las operaciones más complejas.

Por ello, es que las compañías aseguradoras están adaptando sus modelos de negocio al nuevo entorno económico, marcado por las bajas rentabilidades sostenidas en el tiempo, por un fuerte incremento de la regulación y por la sobrecapacidad en muchos mercados.

Por su parte, la complejidad de las transacciones aumentará como consecuencia de la ampliación del abanico de inversores que aglutinará desde las grandes aseguradoras multinacionales, pasando por compañías de carácter local o regional, fondos de capital riesgo, fondos de pensiones o fondos soberanos, entre otros actores.

CIFRAS

Alcanzó el Índice de Siniestralidad Retenida (siniestros retenidos anualizados/primas retenidas anualizadas).

Se incrementó la utilidad neta del Sistema Asegurador Boliviano en nueve meses de 2020, según Moody’s.

Más datos

Solvencia. El ratio de Patrimonio Efectivo sobre Requerimientos Patrimoniales se ha mantenido estable (2,66x al 30 de septiembre de 2020 frente a 2,59x al 30 de septiembre de 2019), resaltando en la composición del patrimonio las reservas legales y la acumulación de resultados de gestiones anteriores.

Recursos. El 34,50% del portafolio de inversiones del Sistema Asegurador se concentró en Depósitos a Plazo Fijo de entidades financieras locales, siendo que este ratio alcanzó 70% considerando la participación de Bonos Corporativos y Bonos Bancarios Bursátiles.

Recaudación. En línea con en anterior punto y la desaceleración de la economía, al 30 de septiembre de la pasada gestión, se observa el aumento del Periodo Promedio de Cobro de Primas, motivado por el incremento de un 88,90% interanual en las Primas por Cobrar del Sector.

Comentarios