Escucha esta nota aquí

El Senado, dominado por el MAS, designó ayer a Héctor Arce Zaconeta como embajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA). La nominación se produjo momentos en que existen críticas por la vinculación del exministro de Justicia y exprocurador del Estado con el bufete de abogados que atiende a la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) en el proceso arbitral contra la empresa india Jindal Steel, que dejó de operar el yacimiento.

La senadora Virginia Velasco, del oficialista MAS, informó que además de Arce, también fue designado el señor Palmiro Soria como representante de Bolivia en Nicaragua.

Arce, junto con el también exprocurador Pablo Menacho, son parte del bufete de abogados Alliance que se hizo cargo de la defensa legal de la empresa boliviana que fue demandada por la Jindal en un tribunal de arbitraje internacional.

Arce Zaconeta también fue diputado por el MAS antes de ocupar la cartera de Justicia y la Procuraduría del Estado.

Pablo Menacho admitió que su bufete ganó un concurso de méritos y que Arce pidió licencia luego de ser designado embajador ante la OEA por el presidente Luis Arce.

El diputado Rolando Cuéllar (MAS) afirmó que Arce “no debió ser nombrado embajador por una cuestión ética” y anticipó que solicitará un informe al Ministerio de Minería para esclarecer “el alcance del contrato de arbitraje”.


Comentarios