Escucha esta nota aquí

El 7 de noviembre de 2019 el gendarme Eugenio Cozzi modificó la regulación para mandar armamento a Bolivia. Ese día inició el proceso de ingreso de los pertrechos argentinos al país, tres días antes de que Evo Morales renuncie a la Presidencia. Las exautoridades de la gestión de Morales desconocen el proceso de ingreso del material y acusan a los jefes policiales de esa época de recibir las municiones.

La ministra de Seguridad de Argentina, Sabina Frederic, informó que la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) argentina inició el trámite para enviar el material a Bolivia el 7 de noviembre de 2019, cuando todavía estaban en funciones Evo Morales y sus ministros.

“La Anmac, en la denuncia, en uno de sus párrafos, (dice) que hubo una modificación en la regulación del 7 de noviembre, que homologa la situación de pedido de autorización de fuerza de seguridad y un particular”, resaltó la ministra argentina.

Evo Morales renunció el 10 de noviembre a la Presidencia de Bolivia y el día 7 de ese mes todavía enfrentaba la crisis política luego de las elecciones fallidas del 20 de octubre de 2019. Diego Pary, que era canciller en esa época, dijo que por su despacho no pasó ningún trámite para el ingreso de armamento desde Argentina. El diplomático, ahora como representante de Bolivia ante Naciones Unidas, apuntó a las autoridades policiales y militares de entonces de recibir los pertrechos.

“En esa época, casualmente, inicia el motín policial”, dijo Pary, quien recordó que el 8 de noviembre comenzó la protesta policial contra el gobierno de Evo Morales y el 9 de noviembre se consolidó el motín en la sede de Gobierno.

El exministro de Defensa Javier Zavaleta desconoce el trámite de ingreso de esa munición durante su gestión. Carlos Romero, exministro de Gobierno, no pudo atender el requerimiento de este medio debido a que se encontraba en actividades académicas.

Ayer, el comandante de la Policía Boliviana, coronel Jhonny Aguilera, aseguró que parte del material enviado desde Argentina se encuentra en depósito policial. “Para puntualizar el tema, sí existen estos elementos en los depósitos de la policía sin carácter documental”, afirmó la autoridad.

“Circuito paralelo”

Mientras, Normando Álvarez, exembajador argentino en La Paz, admitió que pudo existir un “circuito paralelo” para el ingreso de los pertrechos. “La embajada argentina no participó en nada en contra del gobierno de Evo (Morales). Como embajada no estuvimos involucrados en algo raro, claro que siempre puede existir un circuito paralelo. Era un momento de anarquía e irregularidades”, dijo el exdiplomático.

Por su parte, Jerjes Justiniano, exministro de la Presidencia de Jeanine Áñez, consideró que por las fechas del inicio de trámite las autoridades de ese entonces deberían conocer del ingreso de municiones. “Hasta el 11 de noviembre estaba en funciones el ministro Zavaleta. (Él) debería conocer y autorizar el ingreso (del armamento)”, resaltó.

La ministra Frederic descartó que las municiones hayan ingresado a la embajada argentina en La Paz y aseguró que se quedó en la base militar de El Alto.


Comentarios