Escucha esta nota aquí

El tejido empresarial de Cochabamba traza la hoja de ruta y articula acciones para convertir esta región, en los predios del Parque Industrial Santiváñez, en el ‘corazón’ de la logística de distribución de la producción exportable ‘Hecho en Bolivia’ y del comercio.

Desde la Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Cochabamba (ICAM), el presidente Ramón Daza, manifestó que los sectores empresariales y productivos privados de este departamento, todos en unidad, se han propuesto reconstruir, diversificar y relanzar la economía, además explotar las potencialidades de la región.

Para ello, Daza dijo que aprovecharán el peso geopolítico de Cochabamba para hacer de esta región un HUB-centro logístico de distribución de comercio y de productos terminados de Bolivia. “Pretendemos implementar la Aduana más grande Bolivia en el Parque Industrial Santiváñez para facilitar el comercio entre occidente y oriente y entre el norte y el sur boliviano”, puntualizó.

Daza estimó que Cochabamba, para crecer un 1%, el sector público y privado deben invertir $us 300 millones por año. Según dijo, la previsión es crecer mínimamente un 6%, requiriéndose un monto de $us 1.800 a $us 2.000 millones por año. “Cochabamba requiere en el próximo quinquenio $us 10.000 millones para destinar a logística, infraestructura, integración y desarrollo industrial, que son los cuatro pilares para convertir a Cochabamba en un HUB”, dijo Daza, al acotar que el proyecto se complementará con la Hidrovía Ichilo-Mamoré.

En cuanto a las potencialidades, Daza anotó que Cochabamba es el principal productor de fruta de Bolivia, líder en producción de papa y hortalizas y generador del 48% de energía eléctrica que consume el país. “Con el HUB vamos a integrarnos con Santa Cruz, La Paz y Beni y todo el occidente boliviano (Chuquisaca, Oruro, Potosí y Tarija) va utilizar la infraestructura cochabambina para exportar al Pacífico y al Atlántico”, refirió Daza.

Sobre la Hidrovía Ichilo-Mamoré, desde la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), el presidente Luis Laredo, indicó que esta organización, desde la pasada gestión, fue la que presionó para que retomar y dar viabilidad al proyecto.

Afirmó que trabajan con sus pares de la Federación de Empresarios Privados de Beni, la Gobernación de Cochabamba y el Ministerio de Obras Pública para avanzar en el proyecto de la hidrovía. “El 2 de julio se dará el inicio al proyecto iniciando la navegabilidad y la limpieza del río para llegar a los puertos del Atlántico. Además, enviaremos cinco toneladas de productos, entre cemento, fertilizantes, dolomita y roca fosfórica para reanudar la relación comercial con Beni”, apuntó Laredo.

En la otra vereda

El presidente de la Federación de Empresarios Privados del Beni, Jorge Núñez del Prado, expresó que este departamento se convertirá en un gran productor de alimentos (carne, arroz, maíz, soya, sorgo, etc.) y que hidrovía será la vía de transporte que permitirá llegar con productos agropecuarios a los mercados del occidente (La Paz y Cochabamba) y puertos de los océanos Pacífico y Atlántico.

Para el presidente de la Cámara Departamental de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), Oswaldo Barriga, todo proyecto que mejore la gestión de logística y lleve a Bolivia a convertirse en un centro logístico de distribución en Sudamérica es muy importante. “Tendremos una opción de salida al Atlántico y competitiva para los mercados de Europa y costa este de EEUU”, dijo.



Comentarios