Escucha esta nota aquí

La noticia vertida por el ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca, en sentido de que entregó un proyecto de ley para que el Gobierno retome el control del Registro de Comercio de Bolivia cayó como un balde de agua fría en el ecosistema empresarial. La concesión -a cargo de Fundempresa- vence el 29 del presente mes.

En 2001, durante la presidencia de Jorge Quiroga, se aprobó el Decreto Supremo 26335 que otorgaba por 20 años la concesión del servicio público de registro de comercio a un consorcio conformado por la Cámara Nacional de Industrias, la Cámara Nacional de Comercio la Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz y la Cámara de Constructores de Santa Cruz. Así se constituye Fundempresa, una concesión pública-privada que a través del Registro de Comercio otorga seguridad jurídica al tejido empresarial del país.

A decir de Huanca, si bien la concesión a favor de Fundempresa finaliza este 29, el proyecto de ley establece un periodo de transición para que esta entidad continúe operando hasta que se consolide la nueva instancia estatal.

A decir del expresidente de Fundempresa, Rolando Schrupp, el acceso y manejo a la información de las empresas está resguardado con la mayor seguridad y responsabilidad, donde la Autoridad de Empresas interviene para fiscalizar. “Este tipo de seguridad es uno de los principales factores de preocupación si se politiza el manejo de la información”, puntualizó.

Schrupp relievó el nivel de atención al usuario que es un tema de interés y fiscalización permanente, cosa que, si vuelve a manos del Estado y de la clase política, es otro riesgo. “Hace 20 años Fundempresa recibió todo el patrimonio documental del empresariado en condiciones nefastas. Hoy quieren que volvamos al sistema de archivos en bolsas negras y pasar de un manejo responsable a un tradicional de botín político. Al Estado le molesta que exista una entidad sin fines de lucro que maneje el registro de comercio de forma limpia y eficiente”, puntualizó.

En opinión del presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (Fepsc), Jean Pierre Antelo, Fundempresa es un pilar fundamental en la formalización de la empresa, permitiendo al usuario realizar trámites con eficiencia, facilitación, y digitalización. “Como sector empresarial nos preocupa que un modelo exitoso de gestión tenga que concluir con su trabajo, aún más en momentos de pandemia y esfuerzos para reactivar la economía”, dijo, al deducir que la mejor manera para lograr el crecimiento económico es mantener lo que ya funciona.

Fundempresa, a decir del jefe de Comunicación, Carlos Murillo, ha simplificado de tres semanas a un día el registro de comercio en Bolivia con la implementación de una plataforma web robusta, segura y transparente. Así también, dijo que disponen de cerca de 200 colaboradores que han ganado amplia experiencia en temas de trámites y han consolidado a la fundación como el mejor ejemplo de la alianza público-privada del país.

Según el gerente general de la Cámara de Constructores de Santa Cruz, Javier Arze, al no recibir una comunicación formal del Ministerio de Desarrollo Productivo la fundación continuará trabajando. Afirmó que en 20 años de concesión se modernizó y simplificó el trámite de registro de comercio. Destacó, además, las inversiones realizadas para acompañar al empresariado con oficinas en las ciudades capitales de cada uno de los nueve departamentos del país.

Versión estatal

Según la presidenta de la Comisión de Economía Plural de la Cámara de Diputados, Lidia Tupa, el miércoles, en esta instancia, se aprobó el artículo único que incluye el proyecto que tiene por objeto la creación de la nueva institución que será manejada baja tuición del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

Hizo notar que dicha cartera de Estado tiene un plazo de 15 días para constituir la institución, pero aclaró que mientras se lleve a cabo el proceso de transición no se va a interrumpir el servicio y se garantiza la atención continua a los usuarios y empresarios que necesitan hacer trámites en Fundempresa.

Según Murillo, Fundempresa no recibió ningún comunicado oficial del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural y que, entre tanto, seguirán con la atención a la población y alentando la formalización de las unidades productivas en todo el país.

Además, cree que el proceso de transición debe ser estrictamente técnico, para no poner en riesgo la confianza y la seguridad jurídica de las más de 360.000 unidades productivas que han confiado sus documentos empresariales más importantes a Fundempresa.

Comentarios