Escucha esta nota aquí

El Alto celebró 35 años de creación con relativa normalidad. Ayer, se desarrolló el desfile cívico-militar y por momentos hubo reproches y protestas contra los funcionarios de la Alcaldía alteña. Los actos oficiales se desarrollaron después de los actos violentos ocurridos en la víspera de la efeméride. Incluso, hubo destrozos a la casa de campaña de la alianza Juntos. Los oficialistas culpan a seguidores del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Varios funcionarios de la Alcaldía de El Alto estaban listos para ingresar al desfile. Tenían banderas y globos con los colores de la ciudad. Todavía no mostraban el cartel que identificaba a la unidad edil que pertenecían. Cuando lo hicieron, empezaron los silbidos y las protestas. Por eso, la presidenta Jeanine Áñez decidió no asistir a los actos protocolares.

Eran grupos que se instalaron a los costados del desfile. Algunas personas lanzaban objetos a los funcionarios ediles, como plantas o bolsas de comida. Pero también la Policía soportó los ataques. La multitud gritaba “motines” cuando intentaban apagar los ánimos de los manifestantes.

La alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, consideró que las personas que ocasionaron destrozos y que protestaron en el desfile son ajenos a la ciudad alteña y que son afines al MAS.

El jueves se registraron varios hechos de violencia en El Alto. Por la mañana en el barrio de Senkata los legisladores no pudieron sesionar en esa ciudad ante la presencia de manifestantes que estaban en contra de las autoridades.

Por la tarde, tras la sesión de honor del Concejo Municipal de El Alto se registraron múltiples destrozos en la avenida 6 de Marzo. La presidenta Áñez tuvo que salir con fuerte resguardo policial. La misma situación pasaron algunos de sus ministros.

Personas aprehendidas

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de El Alto, coronel Douglas Uzquiano, informó que tres personas fueron aprehendidas y serán cauteladas por las agresiones a autoridades registradas el jueves.

Según el jefe policial, a los aprehendidos se los acusa de incitar hechos de violencia cuando se lanzaron piedras y otros objetos contundentes a la caravana de motorizados que transportó a ministros y a la presidenta Áñez.

El jueves por la noche también sufrió ataques la casa de campaña de Juntos. La alianza culpa al MAS, mientras que la presidenta del Senado, Eva Copa, dijo que son “algunas personas” inmersas en grupos violentos.



Comentarios