Opinión

¿En quién pensamos cuando escuchamos la palabra ciencia?

11 de febrero de 2021, 5:00 AM
11 de febrero de 2021, 5:00 AM

Nuestras percepciones son aprendizajes que adquirimos a partir de la interacción social y varían según el contexto en el que nos situamos. Este proceso va estableciendo el significado y la representación de todo lo que nos rodea en la vida. Cuando pensamos en determinadas palabras, llega a nuestra mente la imagen que las simboliza. Así, vamos dando un sentido a nuestra realidad, a las personas, a los hechos… a las profesiones.

Con este análisis inicial, quiero plantear una pregunta para que reflexionemos en conjunto: ¿En quién pensamos cuando escuchamos la palabra ciencia? Probablemente llegue a nuestra mente la imagen de Albert Einstein, Isaac Newton o Stephen Hawking. En su defecto, si no pensamos en personas específicas, probablemente la mayoría imagina a un varón en un laboratorio, en campo o recibiendo algún galardón.

En algún momento nos pusimos a pensar ¿qué es lo que sucede con las niñas y las mujeres en las ciencias? Es evidente que la presencia de mujeres en la ciencia, tecnología, matemática e ingeniería –STEM, por sus siglas en inglés– es menor y menos reconocida. En efecto, hasta el 2020, de un total de 860 solo 22 premios Nobel fueron entregados a mujeres, en sus 125 años de historia.

Según un estudio de las Naciones Unidas publicado el pasado año, únicamente 3 de cada 10 investigadores son mujeres. Adicionalmente, tomando en cuenta el caso específico de Bolivia, la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de la Información y Comunicación (Agetic) (2019) publicó que “el porcentaje de personas matriculadas en carreras TIC (tecnologías de la información y la comunicación) corresponde a 80% hombres y 20% mujeres”.

La causa de la baja participación y reconocimiento de las chicas en las diferentes ramas de la ciencia está estrechamente relacionada con la limitación histórica que tuvieron y tienen para acceder a la educación y, dentro de ella, a ciertas áreas de mayor especialidad; pero también se debe a los estereotipos de género asociados a áreas como las STEM. Esto último tiene que ver con las representaciones, en tanto constructo social, asignadas a estos campos, lo que erróneamente nos lleva a concebir las áreas STEM como espacios para varones. Un estudio de ONU Mujeres (2020) evidenció que “9 de cada 10 niñas pequeñas entre 6 y 8 años asocia la ingeniería con habilidades masculinas”.

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia y, desde Plan International Bolivia, como organización dedicada a la promoción de la igualdad de las niñas, hacemos un llamado a la ciudadanía, al Estado, a la comunidad internacional y a todas las personas para que nos movilicemos por la igualdad de género en la ciencia, la tecnología, las matemáticas y la ingeniería.

No podemos privarnos del potencial, la capacidad, la creatividad o el ingenio que tienen las chicas para las STEM, lo cual puede redundar en beneficios para toda la humanidad y su desarrollo. Al mismo tiempo, no podemos permitir privarlas de desarrollar su potencial en áreas donde precisamente se encuentran las profesiones del futuro, un futuro que se avizora cada vez más próximo, a la luz de los avances científicos de los que hemos sido testigos todas y todos, frente al desarrollo de una vacuna contra la Covid19 en tiempo récord. Es nuestro deber impulsar cambios para que las niñas y las chicas superen los estereotipos de género asociados a las STEM.

En el futuro inmediato, queremos niñas con igualdad porque creemos en el potencial y el poder de las chicas. Sabemos que ellas sueñan, creen y pueden. Dejemos de guiarnos por significados o representaciones que van en desmedro de la mitad de la población. De verdad espero que, al cambiar esta práctica, más niñas y mujeres se atrevan a estar presentes en estos escenarios, pues ya no tendrán que combatir nociones y estigmas basados en el sexo de las personas. También espero que en un futuro próximo lleguen a nuestras mentes imágenes de diversidad y equidad cuando nos preguntemos: ¿En quién pensamos cuando escuchamos la palabra ciencia? Y que responder Marie Curie no sea la excepción, que hoy por hoy, confirma la regla.

*Emma Donlan es la directora país de Plan International Bolivia, defensora de la igualdad de las niñas, con más de 20 años de experiencia en la creación y gestión de programas internacionales y humanitarios; liderando equipos multidisciplinarios en América Latina, África y Europa.



Tags