Escucha esta nota aquí

Durante los conflictos sociales por el paro nacional que exige la abrogación de la Ley 1386 contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, cinco comandantes departamentales fueron removidos de sus cargos y se espera que los otros cuatro jefes restantes se concreten en los siguientes días.

El coronel Juan Carlos Mercado, comandante de Potosí, fue uno de los primeros en ser cambiado, luego de que en ese departamento se registrara la primera muerte (Basilio Titi Tipolo de 21 años) durante una manifestación por el paro. En su remplazo, fue designado Bernardo Isnado Pimentel.

En sus primeras declaraciones, Isnado dijo que su tarea será la de “buscar la tranquilidad en la tierra que lo vio nacer”.

Por otro lado, Vladimir Orlando Ponce dejó de ser el jefe de la Policía de Santa Cruz, pero viajó a La Paz para ser posesionado con el grado de general.

En su lugar asumió de manera interina el subcomandante Marcelo Flores; en los próximos días será posesionado de manera oficial el coronel Mario Medina Edwin, según confirmaron fuentes policiales a EL DEBER.

En Tarija, Víctor Velásquez Almazán asumió como nuevo comandante de la Policía, en remplazo de Sadid Ávila, quien fue destituido luego de los enfrentamientos entre personas que acataban el paro y afines al MAS.

“He tenido la dicha de trabajar en mi pueblo, en Tarija, donde me vieron crecer con total dedicación, ahora puedo caminar tranquilo por las calles de mi chura Tarija sin ningún tipo de temor o algo que lleve en mis espaldas, estoy muy agradecido con todos ustedes (…). No llevo en mi espalda ninguna víctima por hechos de violencia”, dijo Ávila los medios.

En Oruro asumió como jefe Roque Arraya Vidaurre, luego que en ese departamento los policías antimotines agredieran físicamente a los periodistas.

Por su parte, en Chuquisaca, asumió como comandante el coronel Marco Gutiérrez Delgadillo.

Comentarios