Escucha esta nota aquí

“No tuve Covid-19, tampoco miedo”, dice María Teresa Castedo, la jefa de las enfermeras del Hospital de la Mujer (Maternidad Percy Boland).

No le preocupó la arremetida del virus, ni siquiera porque reúne los requisitos para ser parte del grupo vulnerable: padece diabetes y tiene 67 años.

No se puede quejar, le va muy bien en este oficio, que a veces es un poco maltratado. Le ayudan su formación académica, su escalafón y su antigüedad. Ejerce la Enfermería desde hace 40 años, los últimos 26 en la Maternidad.

Aunque los enfermeros no suelen ser los mejores pagados, María Teresa gana más que muchos médicos cuando empiezan.

Según ella, en la Maternidad los licenciados que menos ganan están por los Bs 10.000, y los auxiliares entre Bs 5.000 y Bs 6.000, según los años de servicio. Pero los auxiliares que tienen entre 25 y 30 años de servicio perciben Bs 7.000, y las licenciadas con maestría, antigüedad, los 25 años y escalafón, fácilmente pueden llegar a los Bs 18 mil y 20 mil.

Las auxiliares estudian un año y las licenciadas cinco años, además defienden un trabajo final. “Por eso estamos a la par de los médicos, no somos sus empleados. Aunque nos encontramos en el mismo nivel, nuestro haber básico no es igual, es menor”, aclara.

No le queda duda de que para este oficio no es sensibilidad lo que se necesita, sino vocación porque ningún otro personal de salud hace lo que ellos, “pasamos las 24 horas del día y los 365 días del año junto al paciente, en cambio el médico va, hace su receta y se manda cambiar”, asevera.

Las licenciadas sí o sí deben tener maestría para acceder a un ítem, por eso las maestrías son necesarias. “Ahora la competencia es grande porque hay siete carreras de Enfermería en Santa Cruz”, reconoce.

El Colegio Departamental de Enfermeros tiene 4.000 licenciados afiliados, 90% mujeres y 10% varones.

La mayoría en un rango de edad entre 25 y 50 años, y aproximadamente el 15% tiene más de 50.

En esta entidad, el número de fallecimientos por Covid-19 en toda la pandemia fue de 8 mujeres y 2 varones.

“El 20% percibe un salario inferior al que indica el Ministerio de Salud, y el 100% tiene un salario inferior a otros profesionales del área de la salud en similares condiciones. El 15% está desempleado”, dice Leonor Flores, la presidenta.

Su organización elaboró un informe de la situación actual de la Enfermería. el diagnóstico es que en el departamento hay un déficit de 5.195 licenciadas en enfermería y que la mayor necesidad se concentra en los establecimientos de segundo y tercer nivel.

Jaime Antonio Rivera es el presidente de la Asociación Departamental de Enfermeras y Enfermeros Auxiliares (ADEA). Tiene 2.500 socios, sobre todo de la capital cruceña y los municipios más cercanos, como El Torno, Montero, etc.

Rivera está preocupado porque dice que cerca del 30% de sus socios está en situación de desempleo y, por tanto, sin la cobertura de un seguro médico, y que el 20% debe estar percibiendo un salario de Bs 1.500, por debajo del mínimo nacional, sobre todo en las clínicas pequeñas. A las que mejor les va perciben Bs 6.000, sobre todo en la Caja Nacional de Salud y en la Caja Petrolera de Salud.

Solo 10% son varones, 15% de la tercera edad y una veintena sigue trabajando a los 80 años, debido a que la jubilación no les alcanza. “No es una paga digna, no tienen alternativa”, dice Rivera.


Comentarios