Escucha esta nota aquí

Por: Jessica Vega Muñoz

Blanca Frías Sejas tenía que prestarse el celular y el internet de su vecina para que su hijo Jesús Daniel Álvarez García, de 11 años, pueda pasar clases virtuales a la par de sus compañeros de quinto de primaria.

Sin embargo, cuando su vecina viajaba o salía de casa, él no podía pasar clases ni presentar sus tareas. “Yo tenía solo un celular chiquitito que no tiene ninguna aplicación, por eso mi vecina me prestaba el celular que también tiene problemas porque la pantalla está rota y hay cosas que no se pueden ver bien y a veces se bloquea”, indicó Blanca.

Esta familia, que vive en la zona de la Pampa de la Isla, se benefició con uno de los 795 celulares que el Gobierno comenzó a entregar a familias de escasos recursos de diferentes municipios, ahora Jesús Daniel, que estudia en el colegio Carlos La Torre, en la capital cruceña, podrá pasar clases con un celular propio, por lo que su madre se mostró agradecida por esta iniciativa gubernamental.

Otro drama vive la familia de Susana Pérez, donde cinco estudiantes deben compartir un celular para pasar clases virtuales, lo que dificulta presenciar todas las clases por el cruce de horarios y porque tres son del nivel primario y dos del secundario.

Su hijo Matías Charupá (10), que estudia en el colegio San Miguel Aponte, del distrito municipal 14, recibió el dispositivo que ahora también lo compartirá con sus otros hermanos.

“Tengo cinco hijos que estudian y todos teníamos que organizarnos para que pasen sus clases, era muy difícil porque tampoco podía comprar otro celular”, indicó Susana, que es madre soltera.

Distribución

El titular de la Dirección Departamental de Educación (DDE), Edwin Eliseo Huayllani, indicó que se entregarán 795 celulares a estudiantes de diferentes unidades educativas no solo de la ciudad, sino también de provincias. “Los estudiantes beneficiados son niños que se encuentran en una situación de vulnerabilidad, algunos de familias de muy bajos recursos, otros que solo cuentan con un padre o no tienen condiciones para poder comprar un celular”, manifestó.

Huayllani instó a los estudiantes a dar un buen uso de los equipos y que los aprovechen para su formación y puedan continuar con sus estudios hasta alcanzar una carrera profesional.

La autoridad aseguró que esta es la primera entrega en el departamento cruceño. “Pasito a pasito vamos a dar las condiciones necesarias para que los estudiantes puedan formarse, porque ellos son el futuro”, apuntó el director.

Los representantes de los maestros urbanos y rurales, además de los padres de familia, pidieron a las autoridades que la dotación de estos equipos llegue a la totalidad de la población estudiantil, porque hay muchos que enfrentan estas complicaciones.

Comentarios