Escucha esta nota aquí

Evaliz Morales Alvarado, hija del expresidente Evo Morales, está afiliada a la Caja Petrolera y no a la Caja Bancaria Estatal donde recibió la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus. La también funcionaria de la Procuraduría General del Estado presentó un certificado que evidencia que tiene una enfermedad de base, con lo que buscó justificar su inmunización cuando esta solo era para mayores de 50 años.

El Gobierno anunció una investigación sobre este caso. La viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María Renee Castro, informó que la Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social de Corto Plazo (Asuss) es la que se encargará de la investigación.

“Los servicios departamentales de salud tienen la obligación de fiscalizar, de verificar que las vacunas lleguen a los grupos de edad que tienen que llegar. Nosotros no podemos permitir que existan instituciones, ya sea de seguridad social, de ni ningún tipo, que estén vacunando a personas fuera del rango de edad”, resaltó Castro.

EL DEBER verificó que Evaliz Morales Alvarado trabaja en la Dirección General de Defensa de Derechos Humanos y el Medio Ambiente en la Procuraduría General del Estado. Su oficina está ubicada en un segundo piso del edificio de la entidad pública y la hija del expresidente tiene poco contacto con el público.

Además, se comprobó que Morales Alvarado está afiliada en la Caja Petrolera y no la Bancaria Estatal, donde recibió la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Evaliz tiene 26 años y recibió su vacuna en mayo, cuando según el plan de vacunación los inmunizadores deben ser aplicados a personas mayores de 50 años.

Según el periodista John Arandia, Morales Alvarado presentó un certificado médico para poder acceder a la vacunación. El reporte clínico establece que la hija del expresidente tiene una patología de base crónica. El expresidente Morales justificó que su hija haya recibido el inoculador y dijo que los funcionarios públicos que están en contacto con la población deberían ser vacunados.

Solicitan investigación

Ante este caso, varias fuerzas políticas pidieron al Ministerio de Salud que inicie una investigación sobre la vacunación a la hija del expresidente. El diputado Jorge Astorga, de Comunidad Ciudadana (CC), solicitó ayer un informe escrito por parte del ministro de Salud, Jeyson Auza, para dar detalles sobre la inmunización a la funcionaria de la Procuraduría.

“Informe usted: ¿Quiénes permitieron que la señorita Evaliz Morales reciba la vacuna contra la Covid-19, considerando que los beneficiados hasta el 24 de mayo sólo deberían ser personas mayores de 50 años?”, dice la segunda de tres preguntas formuladas por el legislador opositor.

Astorga, además, solicita que se informe si existen funcionarios menores de 40 años que fueron vacunados contra el Covid-19.

Al respecto, el viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, dijo que existen tres denuncias sobre la aplicación de vacunas fuera del rango de edad. La autoridad detalló que la primera es sobre un militar que se vacunó sin ser parte de la primera línea, una segunda denuncia -dijo- se presentó en la Gobernación de Santa Cruz y la última la Gobernación de Tarija.

La viceministra Castro explicó que el infractor es quien aplica las dosis fuera del cronograma y que existen sanciones si es que las personas fuera de la edad permitida no presentaron un certificado médico que avale una enfermedad.

“Es muy importante que las cajas, toda la seguridad social y todos los departamentos cumplan con el cronograma de vacunación y den cumplimiento al Plan Nacional de Vacunación. De no hacerlo, lógicamente la autoridad que se encarga de la seguridad social tiene toda la atribución para sancionar”, dijo Castro.

En la ciudad de El Alto ya se aplica las vacunas a personas mayores de 18 años.

Comentarios