Escucha esta nota aquí

Comenzó como lo había hecho en otros eventos políticos pidiendo “unidad y unidad” a su partido, pero en esta ocasión, en un discurso emitido ante las juventudes del MAS en Oruro, afirmó que en el “oriente boliviano son pandilleros”. La frase molestó a líderes cruceños y confundió a sus militantes.

“Hay muchos grupos que aparecen, guevaristas (seguidores) de Marcelo Quiroga, no importa. Hay tantos grupos que se debe apoyarlos, pero si no los apoyamos van a ser pandilleros. Aquí (en Oruro) no tenemos. En el oriente boliviano son pandilleros”, afirmó.

La declaración, divulgada ayer, generó protestas desde la oposición, así como de los líderes cívicos y del propio gobernador, Luis Fernando Camacho. “Evo Morales sigue insultando a nuestra tierra y a nuestra gente. La confrontación y la violencia es su forma de vida porque solo le interesa el poder”, afirmó la autoridad.

El presidente del Comité Cívico, Rómulo Calvo, fue más duro y exigió disculpas al expresidente. “No tiene moral ni ética para hablar de los cruceños. Es una falta de respeto y tiene que pedir disculpas”, dijo.

Legisladores cruceños del MAS expresaron su respaldo a Morales, aunque se mostraron confundidos. El diputado cruceño del MAS, Daniel Rojas, señaló que el denominativo de “pandilleros” que usó Evo fue para señalar “a grupos irregulares”. “Nosostros no somos violentos. Se ha referido a esos grupos minúsculos que generan violencia y no corresponde responder a aquellos protagonistas del golpe de Estado”, remarcó el legislador.

“Sabemos que el hermano Evo ha tenido un discurso en calores (sic), pero él se refería a la Unión Juvenil Cruceñista y a esa gente interna que divide al MAS”, afirmó, a pesar de que el líder de su partido no llegó a mencionar a esos actores opositores.

La ola expansiva de la declaración llegó hasta El Alto, donde la alcaldesa Eva Copa señaló: “No podemos tratar de pandilleros a las nuevas generaciones que piensan diferente y tienen una visión distinta de país, todos somos iguales” y reclamó por la reconciliación a partir de la tolerancia.

Ante ese clima de opinión, Evo Morales explicó el alcance de sus declaraciones formuladas en Oruro. “Siempre he hablado de que el Estado debe generar políticas públicas de apoyo a los jóvenes para evitar que se vinculen a pandillas como en algunos países”, señaló y dijo que fue tergiversado.


Comentarios