Escucha esta nota aquí

El expresidente Evo Morales propuso ir a un referéndum y una asamblea constituyente para debatir la implementación del federalismo en Bolivia. Durante su programa dominical, que es emitido desde Chapare, el expresidente se refirió a lo planteado por el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, cuando el pasado sábado dijo que el federalismo es “un sueño” que buscan los departamentos de Bolivia.

“Hablan de federalismo, los que aplicaron regionalizaron la economía, pero, debe haber un debate sincero, quién sabe hacer un referéndum nacional sobre el federalismo, es democrático; y no intentar imponer con violencia, con bloqueos, con gente pagada para los paros”, dijo el exmandatario.

Agregó que el debate debe ser abierto, con la participación de todos los sectores sociales, en vez de que sea solo en las regiones. No obstante, Morales dijo que esta demanda que es planteada desde Santa Cruz y Potosí, tiene como fondo una acción política.

El abogado constitucionalista y secretario municipal de Fortalecimiento Institucional y Autonomías, José Luis Santistevan, explicó que el camino correcto para la aplicación del federalismo en Bolivia es que se realicen dos referéndums. El primero, para que se acepte o rechace la conformación de una Asamblea Constituyente donde se discuta y acepte el estado federal y, el segundo, para la aprobación o no de la nueva Constitución.

“El procedimiento para no salirse de la ruta constitucional impecable, que para ser una república federal se necesita hacer una Asamblea Constituyente y para esto es necesario realizar dos referéndums, sin necesidad de entrar en especulaciones políticas”.

Añadió que lo planteado por Evo Morales no es algo nuevo y lo que quiere hacer, seguramente con una mala intencionalidad, es que la consulta se someta a un referéndum, “para que salgan los viejos discursos de que nos quieren dividir la patria, por ejemplo”.

A su vez, el exprefecto y abogado constitucionalista Carlos Hugo Molina aseguró que ante el planteamiento del expresidente Morales, deben primar algunas condiciones para que sea serio y no una distracción.

“(Debe) resolverse en un escenario de concertación y debate los problemas de la coyuntura. Si el MAS está dispuesto a dar un salto tan osado, debe demostrar ser consecuente en la práctica y allanar un debate que puede ayudar a resolver los problemas de Bolivia, en paz y en democracia”, dijo Molina.

También pidió al presidente Luis Arce que se refiera al tema, para conocer si es una propuesta del MAS como partido o del Gobierno. Finalmente, dijo que como el tema ya esta planteado y abierto, “nos toca a todos, en el marco de los nueve departamentos, empezar la socialización”.

Anticentralismo

El director de la Comisión de Recuperación de las Autonomías de la Gobernación de Santa Cruz, Germán Antelo, señaló que la Bolivia que se viene tiene que ser anticentralista y el camino para llegar a esa meta es a través del federalismo.

“Si el desafío es preguntarle a la gente si quiere más autonomía y avanzar hacia un proceso más descentralizador a través de un referéndum, es un proceso democrático que bien podría hacerse y tendría que ser asumido por todos”, dijo Antelo.

Recordó que desde el Gobierno todo lo relacionado con descentralización, como la elección de alcaldes y gobernadores, fue visto como intento de separatismo, pero en este tiempo se ha logrado distribuir el poder económico, aumentar la democracia y el desarrollo de las poblaciones.

En tanto, el exministro de Autonomías Hugo Siles dijo que el pedido de federalismo no debe ser solamente la reivindicación de una sola región o de un político, sino que debe pasar como una decisión de todo un país y teniendo en cuenta que el sistema que rige en el país es el de descentralización autonómica.

“Hay que ver si esta reivindicación guarda consensos y aceptación de otras regiones, departamentos y de la población. Para eso los canales para poder arribar a cualquier decisión son la Asamblea Constituyente y un referéndum”, destacó.

Finalmente, discrepó con Morales. Dijo que Bolivia no ha alcanzado el perfeccionamiento en la autonomía, por lo que es muy prematuro “poder referirse a la modificación de nuestro sistema de Estado y llevarlo al plano del federalismo”.

Comentarios