Escucha esta nota aquí

Un grupo de exdirigentes sindicales, muchos de ellos disidentes del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), demandaron una reforma constitucional con el propósito de cambiar la “podrida” justicia del país.

“Un verdadero cambio de justicia para que sea independiente pasa por una reforma a la Constitución Política del Estado (CPE), porque está claro que la elección de magistrados por voto directo no ha solucionado los problemas”, señala el comunicado de este grupo

Los exdirigentes argumentaron que si la selección de magistrados continúa siendo bajo criterios políticos, en función de la mayoría del Movimiento Al Socialismo (MAS), no se logrará la independencia judicial.

“Las víctimas jamás encontrarán justicia en un país donde el opresor fabrica sus propias leyes. La justicia está podrida, se necesita plata e influencia política para obtenerla. Sólo contados jueces y fiscales cumplen su trabajo con apego a la ley”, señala el documento.

El documento fue firmado por Guido Mitma, exsecretario ejecutivo de la COB; Roberto de la Cruz y Sixto Tallacahua, exdirigentes de la COR de El Alto, además de Adolfo Chávez, un reconocido líder de la nación Tacana que estuvo al frente de la Cidob. La lista de los exdirigentes se cierra con el líder campesino Félix Santos, de la Csutcb; Cansio Rojas, del Conamaq; Ángel Villca, Carlos Rojas y Eddy Condori, de las organizaciones vecinales, Fejuve.

La reflexión del colectivo también cuenta con la firma de académicos como Heriberto Castañeta y Víctor Hugo Chávez, hermano del procurador del Estado, Wilfredo Chávez.

El Gobierno planteó una reforma judicial de seis ejes que, por el momento, no contempla ajustes en la Constitución. La selección de los altos magistrados se hace actualmente por el voto popular tras una selección previa en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Comentarios