Escucha esta nota aquí

Por. Ángela Calderón G.

El contrabando en Bolivia ha afectado a muchos sectores, uno de ellos es el de la cerámica que registra el ingreso de productos al país, dede China y Brasil, sin control ni normas generando una competencia desleal a las empresas que fabrican en el país.

Desde Cerabol, Sandra Bruno, gerente general de la compañía, dijo que el contrabando es una “lacra” que cada vez destruye más a la industria nacional.

“Se deberían tomar medidas de control para evitar el ingreso de materiales sin impuesto y también proteger al consumidor por el ingreso de productos de muy mala calidad. El contrabando es negativo para todos: Gobierno, industria y para la sociedad en general, pues las divisas se van, no se genera empleos, no se genera impuestos, etc.”, dijo Bruno.

Cerabol ha suspendido sus exportaciones debido a la pandemia. La empresa dejó de producir por casi ocho meses, situación que provocó un quiebre de stock. Actualmente, se encuentra en fase de recuperación y espera en breve volver a niveles de equilibrio, explicó la principal ejecutiva de Cerabol. Exporta a Perú, Uruguay y Chile.

El sector de la construcción según los datos del IGAE (INE) viene registrando desaceleración desde el año 2017 y por la coyuntura actual es uno de los más golpeados, señaló Javier Pérez Antelo , gerente general de Faboce.

Las importaciones en la gestión pasada registraron un -34% con respecto al año anterior y los últimos meses se registró un crecimiento del 11% desde Brasil.

Pérez coincide con Bruno que en el mercado se aprecian productos importados de características técnicas y calidad inferior, hechos que confunden a los consumidores y pretenden competir con porcelanatos y cerámicas de mayor resistencia y menor absorción de agua que cumplen con normativas internacionales de calidad.

Además, destacó que Faboce permanentemente realiza inversiones en tecnología para mantener sus productos a la vanguardia. Trabajan bajo normativa internacional para cumplir con estándares de calidad muy altos que les permiten producir para marcas como Tonino Lamborghini y otras.

Desde el Gobierno

Recientemente el Gobierno lanzó una medida que permitirá proteger la producción nacional en este sector industrial. Aprobó el Decreto Supremo 4514 en el que dispone un incremento entre un 15 y un 20% en el arancel de importación de baldosas cerámicas y envases de vidrios.

“Se aprobó el decreto que también sube el arancel de importaciones de baldosas cerámicas y envases de vidrios, entre un 15 y 20% con el objetivo de proteger e incentivar a la producción de la industria nacional”, dijo el ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca.

En el caso de las placas, baldosas y cerámicas, las tasas de importación subieron del 10% al 25%; en tanto que las cerámicas que tenían un arancel del 15% se elevaron al 35%, precisó.

Comentarios