Escucha esta nota aquí

“Ella ya está fuera del país”, afirmó Luis Fernando Roca, uno de los familiares de la exministra María Elva Pinckert, quien se declaró en la clandestinidad frente a la orden de aprehensión emitida en su contra.

La exautoridad, que se declaró “perseguida política del MAS”, divulgó una carta en la que reveló que pidió asilo político en un país que no mencionó. Los familiares optaron por mantener en reserva ese dato por razones de seguridad.

En la nota, Pinckert señaló que tuvo que seguir ese camino luego de ver la forma en la que el Gobierno trató a la expresidenta Jeanine Áñez, a quien brindó todo su respaldo. Además, recordó que sufrió la pérdida de su esposo por efecto de la pandemia de coronavirus, un mal que ella logró superar.

La Fiscalía investiga a la excolaboradora de Áñez por supuesto incumplimiento de deberes y un presunto nombramiento ilegal. En ese marco, solicitaron su aprehensión a inicios de este mes, luego que Pinckert no se presentara a declarar. Ella aseguró que se enteró de ambos procesos “a través de publicaciones de prensa”.

“No es de mi conocimiento formal, sin embargo, las actividades que sean necesarias para el cumplimiento de esa disposición, se van a efectivizar”, afirmó el comandante de la Policía, Jhonny Aguilera, la semana pasada, poco después de la emisión de la orden emitida por el Ministerio Público.

“Ella ya está fuera del país porque seguramente vio que no era justo para ella ni para su familia que sea un trofeo más (...). No existe una justicia independiente e imparcial”, afirmó Roca, quien además aseguró que “ella se someterá a la justicia cuando ésta recobre su independencia”.

Edgar Salazar, quien es parte de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), afirmó que si Pinckert no cometió ningún delito debería someterse a la justicia. “El que nada hizo, nada debe temer”, remarcó Salazar, quien es parte del ala crítica a la presidencia ejercida por Amparo Carvajal.

“Extiendo mi apoyo a Pinckert al igual que todos los perseguidos políticos. Sepan que no están solos, defenderemos la democracia y el estado de derecho”, escribió el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas en su cuenta en Twitter.

Entre tanto, el presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, aseguró que todas las denuncias que están vigentes contra de exautoridades se deben esclarecer, tanto “el daño económico, la corrupción y las vulneraciones de los derechos humanos”.

Anteriormente, la exministra de Comunicación Roxana Lizárraga ya solicitó refugio en Perú, mientras que sus excolegas Luis Fernando López y Arturo Murillo salieron del país una vez que el presidente Luis Arce juró al cargo, en noviembre del año pasado.

La exdiputada Lidia Patty demandó a Áñez por la toma del poder en 2019. Por ese cargo Áñez está detenida sin ningún tipo de privilegio, mientras que los exministros Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán están en San Pedro. Yerko Núñez también salió del país.

Los exministros José Luis Parada, Branko Marinkovic, Oscar Ortiz, José Abel Martínez y Adhemar Guzmán, además de Eidy Roca, también fueron denunciados.



Comentarios