Escucha esta nota aquí

Mientras el Gobierno congeló la posibilidad de hacer ajustes en la Constitución para mejorar la independencia de la justicia, surgieron voces parar recuperar la iniciativa en el marco de un proceso de reflexión.

Por una parte, el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, quien fue presidente de la antigua Corte Suprema de Justicia, opinó que este debate es urgente y debe formar parte de una reforma que le permita al Órgano Judicial recuperar institucionalidad e independencia respecto al resto de los otros poderes del Estado.

“Es una necesidad, comenzar a debatir, a reflexionar sobre reformas a la Constitución que resultan muy urgentes y entre ellas es necesario revisar varios aspectos del Órgano Judicial”, dijo el exmandatario poco antes de señalar que la Carta Magna “no está escrita en piedra”.

En ese marco, consideró que “la elección de magistrados de las altas cortes por voto popular ha sido un fracaso rotundo por el resultado de las votaciones y el desempeño de esas cortes”

Sobre la base de una lectura comparada, Rodríguez Veltzé señaló que el promedio mundial de revisión o enmiendas constitucionales se da cada ocho años. “Y hará mal y no hay por qué no reflexionar sobre modificaciones a la Constitución.

El ministro de Justicia, Iván Lima, anunció a finales de 2020 un proceso de reflexión para hacer los ajustes, pero luego lo desestimó, sin descartarlo por completo.

Tras el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), presentado a mediados de agosto, Lima retomó el plan de reforma judicial que incorpora varios ajustes legales que se trabajarán con la Asamblea Legislativa en plazos aún no fijados.

El constitucionalista José Luis Santistevan afirmó que las leyes y otros ajustes normativos que se proyectan para promover cambios en la justicia serán “simples parches” si no se hacen cambios estructurales en la Constitución.

“El Gobierno y otros opinan que no debe haber reforma constitucional porque todavía creen que con una ley se puede resolver el problema de la justicia y eso es dejar estos temas sensibles al contubernio político de turno de la Asamblea. Eso tiene que estar en la Constitución con un candado”, porque “un parche legal cualquier rato puede ser sacado y otra vez volverán las prebendas, sea con un partido o con otro. El proceso de fondo es ajustar la Constitución”, remarco el experto.

Santistevan fue el proyectista de la propuesta que presentó el alcalde de Santa Cruz, Jhonny Fernández, para reforma la Carta Magna. El proyecto demanda la descentralización la administración de la justicia y la anular la elección de magistrados por voto.

“Hay que destacar las bondades del pluralismo jurídico que está en el primer artículo de la Constitución que funda la naturaleza de un nuevo Estado que es plurinacional, descentralizado y con autonomías, pero el capítulo orgánico de la Constitución describe a un órgano judicial mucho más centralizado. Todo va a Sucre. No hay espacios autonómicos ni descentralizados de justicia”, afirmó, en ese marco, Rodríguez Veltzé.

La propuesta del Gobierno contempla mejorar el acceso a la justicia y más juzgados provinciales.

Comentarios