Escucha esta nota aquí

El exdiputado y exdirigente campesino Felipe Quispe descartó ayer la invitación pública lanzada por el senador Efraín Chambi para que se una al MAS, junto con varios disidentes de ese partido. El Mallku, como es conocido, respondió que él no es “pasa-pasa”, ni “se vende ni se alquila”, porque tiene formación.

Quispe aseveró que sus principios son anticapitalistas, anticolonialistas, antirracistas y antiimperialistas, por lo cual no comulga con el MAS, al que considera un partido de izquierda neoliberal. El Mallku mantuvo diferencias públicas con Evo Morales, en la época cuando dirigía la Confederación Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb).

El también excandidato presidencial tampoco se expresó en favor de ninguno de los candidatos que pugnan para las elecciones del 3 de mayo porque, en su criterio, son “masacradores y enemigos del indio”.

A decir de Quispe, los candidatos y expresidentes Jorge Quiroga y Carlos Mesa deben responder por los hechos ocurridos durante sus respectivas gestiones, mientras que Jeanine Áñez debe ofrecer una explicación por lo ocurrido en Senkata. En el caso de Camacho, dijo que vela por sus intereses.

Aseguró que los trabajadores del campo conocen a los políticos y saben por quién votar. “Ha habido masacres, nos han dicho salvajes, entonces los salvajes tienen que votar por un candidato salvaje”.



Comentarios