Escucha esta nota aquí

Los restos de los mártires de la Revolución paceña fueron trasladados por gendarmes municipales. Las Fuerzas Armadas (FFAA) tenían esa misión por tradición. Así, la mezquindad política se adueñó de los actos por el aniversario del departamento de La Paz, con actos organizados por separado. Las autoridades admiten la falta de organización por visiones políticas diferentes.

Las fuerzas militares siempre resguardan los restos de los héroes de la Revolución paceña. Los transportan en vehículos militares hasta la plaza Murillo y luego rinden honores. Ayer, por falta de predisposición, los uniformados desaparecieron. Fueron los gendarmes municipales quien llevaron las urnas de los mártires en vagonetas de la Alcaldía de La Paz.

Cada uno sabe su rol, esto se hace cada año, si los llamados a cumplir su rol no lo hacen eso no va impedir que nosotros hagamos nuestro homenaje a los protomártires, a los que nos dieron la libertad, yo no tengo por qué juzgar, la mezquindad es lo peor que puede primar entre los paceños y eso nosotros no lo vamos a fomentar, vamos a salir hacia adelante, han visto hemos trasportado los restos, los vamos a custodiar con Guardia Municipal”, cuestionó Arias.

Ayer se desarrolló la sesión de honor de la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz. En la testera estaba el presidente Luis Arce; el presidente de la Asamblea paceña, Luis Surco; el gobernador de La Paz, Santos Quispe; y otros asambleístas. Arias fue relegado de la testera y lo ubicaron en el público.

Alcalde abucheado

El alcalde Arias también tuvo algunos inconvenientes al momento de ingresar al Palacio de Comunicaciones, donde se realizó la sesión legislativa, debido a que simpatizantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), que se apostaron a las afueras de ese espacio, lo atacaron verbalmente.

Incluso el presidente Arce lo mencionó al final de su discurso, que estuvo cargado de tinte político tras recordar los hechos de 2019. El MAS tiene la mayoría de la Asamblea paceña, por lo que los aplausos eran permanentes.

Algo cambió en horas de la tarde. Arce aceptó la invitación de ir a la casa del mártir Pedro Domingo Murillo, donde se encendió la tea de la libertad. El mandatario encabezó el acto y prometió realizar un trabajo coordinado con el alcalde Arias, quien también estuvo presente en el evento.

“Sin duda, hay esfuerzos que estamos haciendo desde el Gobierno nacional. Queremos que nos acompañen nuestra Gobernación paceña, otros municipios paceños, nuestra Alcaldía paceña, para dar otra vez esa esperanza, esa certidumbre, no solamente en salud, sino también en lo económico”, afirmó el jefe de Estado.

Antes de la sesión del Legislativo departamental se había anunciado que la Brigada Parlamentaria de La Paz había invitado a Evo Morales a una sesión de honor en la Casa Grande del Pueblo, sin embargo, ese acto no se realizó y el exmandatario no participó de los festejos paceños. Por la noche, las autoridades municipales realizaron entregas de obras y no se vio al presidente Arce en los actos. Una de las obras principales fue el viaducto Tejada Sorzano, que es el que está en el estadio Hernando Siles.

Mientras, Arce estuvo presente en la entrega de una obra cultural en instalaciones de la estación roja del teleférico. Estuvo acompañado de ministros y legisladores del MAS y no hubo nadie de la Alcaldía de La Paz.


Comentarios